Centímetros Cúbicos » Competición

Se trata del primer gran fichaje por parte del nuevo propietario, Lawrence Stroll

Tobias Moers cambia Mercedes-AMG por Aston Martin para liderar el cambio

Andy Palmer abandonará su cargo como CEO de Aston Martin Lagonda el próximo mes de agosto, después de que la compañía lleve sin arrojar resultados positivos desde 2018

Andy Palmer y Christian Horner

Aston Martin Andy Palmer y Christian Horner

Publicidad

La llegada de Lawrence Stroll al frente de Aston Martin Lagonda ha empezado a dejar los principales cambios, incluido en el organigrama de la compañía, siendo el hasta ahora CEO, Andy Palmer, el primer damnificado. La compañía anunciaba ayer que sería Tobias Moers, el antiguo responsable de Mercedes-AMG, el encargado de tomar el mando de la compañía a partir de ahora, en una clara muestra de que los lazos entre la firma de la estrella y los británicos han sido muy estrechos durante los últimos años, en los que un acuerdo comercial ha derivado en la utilización de los motores de aspiración forzada en varios deportivos de Aston Martin.

La sustitución será efectiva el próximo 1 de agosto, llegando obviamente en un momento en que la industria automotriz de Reino Unido mira con preocupación a la crisis económica, especialmente en el caso de los fabricantes de automóviles deportivos o Premium, lo que ha llevado por ejemplo a McLaren a tener que hacer un importante recorte de plantilla de unos 1.200 puestos de trabajo entre sus tres departamentos.

Lawrence Stroll dijo: “La junta ha determinado que ahora es el momento para que nuevos líderes lleven a cabo nuestros planes. En nombre de la junta, me gustaría agradecer a Andy por su arduo trabajo, compromiso personal y dedicación a Aston Martin Lagonda desde 2014”. También se confirmó hace unos días que Toto Wolff, el responsable del equipo Mercedes-AMG F1 había adquirido a título personal un pequeño porcentaje del accionariado de Aston Martin, inferior en este caso al 1%.

Tobias Moers
Tobias Moers | Aston Martin

De esta forma, Andy Palmer, antiguo responsable de producto en Nissan, abandona su puesto de trabajo tras más de un lustro luchando por salvar de la quiebra al fabricante de Gaydon, algo que parecía terminar de completarse con la inyección económica que se iba a realizar con la compra de gran parte del accionariado por parte del empresario canadiense, Lawrence Stroll, el cual anunciaba rápidamente que la compañía tendría una escudería en Fórmula 1 ya para la temporada 2021, mientras que el proyecto de Le Mans se pondría en Stand-By.

De Tobias Moers, Stroll dijo que era "un profesional automotriz excepcionalmente talentoso y el líder correcto para Aston Martin Lagonda mientras implementamos nuestra estrategia para que el negocio alcance su máximo potencial". Sus resultados al frente de Mercedes AMG revelan que la compañía duplicó la gama de modelos y además consiguió cuadruplicar el número de ventas durante el último lustro. Quedará por ver cómo se configura el futuro de la marca, con el inminente lanzamiento del Aston Martin DBX, el SUV Premium que debería ayudar a la compañía a repuntar en el número de ventas, mientras que hay cierta incertidumbre acerca del futuro de proyectos como el Valhalla o el Vanquish de motor central.

Andy Palmer dijo: “Ha sido un privilegio servir a Aston Martin Lagonda durante casi seis años. El lanzamiento de muchos productos nuevos, incluido el nuevo DBX, demuestra la dedicación y la capacidad de nuestros empleados. Me gustaría agradecer a mi equipo de administración y a todo el personal por su arduo trabajo y apoyo, particularmente durante los desafíos presentados por COVID-19. Estoy orgulloso de todos y ha sido un honor trabajar con ustedes”.

Publicidad