Centímetros Cúbicos » Competición

Ott Tänak lidera en casa la primera prueba tras el confinamiento

Thierry Neuville pierde el tren del Mundial de Rallies en Estonia

El piloto belga arrancaba una rueda y dejaba a Ott Tänak como primera espada de Hyundai, teniendo en cuenta que el calendario tendrá únicamente siete rallies

Thierry Neuville era el primer abandono

Hyundai Thierry Neuville era el primer abandono

Publicidad

El Rally de Estonia 2020 comenzaba su primera etapa con una decena de tramos y más de la mitad de las especiales competitivas que iban a aderezar la primera cita competitiva tras el confinamiento. El WRC retomaba su acción después de que Sébastien Ogier y Esapekka Lappi empataran con el mejor tiempo en el tramo espectáculo antes de dejar paso a una jornada que prometía ser decisiva en la lucha por el triunfo. El francés, seis veces Campeón del Mundo de Rallies, partía con cierto colchón en el campeonato respecto a Elfyn Evans y Thierry Neuville, por lo que faltando cuatro citas parecía una buena oportunidad para gestionar su ventaja al frente de la general.

Obligado a abrir pista durante la mañana, Ogier cedía unos segundos muy valiosos de cara a poder disputarle las posiciones de podio a unos Hyundai que demostraban encontrarse muy cómodos en los rápidos tramos estonios. Ott Tänak comenzaba marcando los mejores parciales, sin embargo, sería Kalle Rovanperä el primer líder de la jornada, situación que no dudaría demasiado después de que el joven finlandés sufriera la delaminación del neumático trasero derecho que le obligaba a bajar el ritmo y además le dañaba la aerodinámica del Toyota Yaris WRC.

Ott Tanak sigue líder en casa
Ott Tanak sigue líder en casa | Hyundai

Desde la segunda especial del primer bucle, Tänak se situaba en una posición de fuerza, apuntando a lo que parecía que podía ser un triplete del equipo Hyundai Motorsport al acompañar a Ott, tanto Craig Breen como Thierry Neuville en las plazas provisionales del podio. Todo daba un vuelco cuando el piloto belga arrancaba la rueda trasera derecha de su i20 Coupé WRC y debía abandonar, permitiendo en este caso que Ogier subiera a la tercera plaza, mientras que Tänak aprovechaba los tramos de la tarde para seguir abriendo hueco sobre Breen.

Al final de la etapa del sábado, Ott Tänak aventajaba en 11,7 segundos a Craig, el cual se permitía el lujo de sumar dos scratchs con el Hyundai, mientras que Ogier caía a una desventaja de 28,7 segundos después de sufrir de nuevo una delaminación en una de las ruedas traseras y un semitrompo en el que no se produciría ningún contacto que dañara el Toyota. El francés tiene muy complicado acercarse a las posiciones ocupadas por Hyundai, sin embargo, cuenta con un pequeño margen si tenemos en cuenta que tras él se encuentran los otros tres pilotos de la firma nipona, todos ellos en poco más de medio minuto, encabezados en este caso por Kalle Rovanperä, recuperado del problema de la mañana, y seguido por Elfyn Evans y Takamoto Katsuta.

Los Ford Fiesta WRC no podían igualar el ritmo
Los Ford Fiesta WRC no podían igualar el ritmo | M-Sport

El japonés está teniendo un rendimiento sobresaliente, tanto que incluso ha superado a los dos Ford Fiesta WRC de M-Sport, del que sus pilotos, tanto Esapekka Lappi como Teemu Suninen, han reconocido que están lejos en cuanto a velocidad respecto a los dos principales World Rally Cars. Noveno, el debutante Pierre-Louis Loubet, campeón del WRC2 en 2019 y que disputaba su primera cita mundialista con el Hyundai i20 Coupé WRC, terminando el día por delante de Gus Greensmith. En WRC2 y WRC3, Mads Ostberg y Oliver Solberg se encaramaban a lo más alto de sus respectivas categorías, mientras que Jan Solans y Mauro Barreiro, únicos españoles inscritos, han ido de menos a más y completaban la etapa 13º a 3 minutos y 10 segundos del sueco, hijo de Petter Solberg, campeón del WRC en 2003.

Kalle Rovanperä remontaba hasta la cuarta plaza - Fuente TGR
Kalle Rovanperä remontaba hasta la cuarta plaza - Fuente TGR | TGR

Publicidad