Centímetros Cúbicos » Competición

Centímetros Cúbicos

TCR: recuperando las carreras de turismos de antaño

TCR: recuperando las carreras de turismos de antaño

CC-TCR-Singapur-2015.jpg

Centímetros Cúbicos Salida TCR Singapur 2015

Publicidad

¿Recuperar? Alguno leerá extrañado el titular de este artículo. El DTM y el Mundial de Turismos suelen ser referentes cuando se habla de competiciones de turismos, además de la isla que es no sólo en lo geográfico el BTCC, pese a que hace años ya que la búsqueda del espectáculo ha alejado sus coches de la filosofía original y hoy por hoy son auténticos vehículos de competición. Por eso los costes se han disparado y los privados se han ido alejando progresivamente de la especialidad hacia modalidades más populares como los GT. Hasta que Marcello Lotti se propuso revitalizarla. El italiano, antiguo máximo responsable del Mundial de Turismos, salió por la puerta de atrás de Eurosport Events, promotor del campeonato. Pero siguió controlando el panorama de los turismos, convencido de que el camino emprendido por el WTCC con François Ribeiro al mando y centrado en los grandes fabricantes estaba abocado a dejar de lado a los pilotos y equipos privados de toda la vida. Y de pronto, vio la luz en forma de Seat León Supercopa. El popular modelo de la marca de Martorell se vendió no sólo en aquellos países donde se organizó una copa monomarca, sino que visitó medio mundo: República Dominicana, Dubai...

CC-TCR-Macao-2015.jpg
TCR Macao 2015 | Centímetros Cúbicos

Así, Lotti se lanzó a la aventura tomando como base el exitoso coche de SEAT, cuyo León Cup Racer se estrenó en 2014. Hace años Francesc Gutiérrez ya lo intentó con sus European Production Series como teloneras del WTCC, pero en esta ocasión Lotti decidió poner sus miras en los GT. ¿Por qué tantos fieles a los turismos les habían puesto los cuernos con los deportivos de alta gama? Y decidió replicar los principios de los populares GT3 para un reglamento primero conocido como TC3 y finalmente presentado con el nombre de TCR. El principio es relativamente sencillo. Ofrecer coches de en torno a unos 100.000 euros con motor turbo de no más de dos litros y tracción delantera. Aerodinámica y electrónica limitada para que sean mantenidos por estructuras privadas y la compra-venta sea un negocio rentable para los fabricantes. Y el ingrediente principal: Balance of Performance, o reequilibrio de las prestaciones de cada coche mediante cambios en el peso, la altura con respecto al suelo y el tamaño de la brida.

CC-TCR-Red-Bull-Ring-2015.jpg
TCR Red Bull Ring 2015 | Centímetros Cúbicos

Con esta receta tan sencilla Marcello Lotti ha logrado que cinco certámenes distintos, con mayor o menor éxito, se hayan disputado este año empleando el reglamento TCR. La joya de la corona son las TCR International Series, por donde han desfilado coches de siete marcas diferentes y Pepe Oriola y Jordi Gené lucharon por el título hasta la última cita, en Macao, con Stefano Comini, finalmente campeón. Como no podía ser de otro modo, los tres pilotaron un Seat. Aún así, habrá que ver de qué son capaces el actualizado Honda Civic TCR desarrollado por JAS, el nuevo Opel Astra TCR que goza de apoyo oficial o el Peugeot 308 Racing Cup si finalmente la marca del león decide homologarlo como TCR, dado que monta un motor de 1.6 litros y necesitará de compensación reglamentaria. ¿Y en España? Las TCR International Series visitaron Cheste el primer fin de semana de mayo, compartiendo pista con el CER de V-Line y el recién creado certamen europeo espera contar con una cita en nuestro país en 2016, para lo cual sería necesario lanzar antes un Nacional de la especialidad o reservar una categoría propia para los TCR en uno ya existente. ¿Será el CER la lanzadera ideal?

Publicidad