Centímetros Cúbicos » Competición

Sébastien Ogier se corona Campeón del Mundo de Rallies por sexta vez consecutiva

Sébastien Ogier se corona Campeón del Mundo de Rallies por sexta vez consecutiva

Sébastien Ogier se corona Campeón del Mundo de Rallies por sexta vez consecutiva

Sébastien Ogier y Julien Ingrassia consiguieron su sexto Mundial

Agencias Sébastien Ogier y Julien Ingrassia consiguieron su sexto Mundial

Publicidad

Un día para terminar de escribir la historia de una temporada inolvidable. Aunque Sébastien Ogier seguía siendo el principal candidato a llevarse el título de pilotos del Mundial de Rallies en 2018, el sexto en su cuenta particular y en la de su copiloto, Julien Ingrassia, aun podían suceder muchas cosas en los seis tramos que restaban para finalizar el Rally de Australia, última cita del calendario de este año.

Tres tramos a doble pasada cada uno que sumaban entre todos ellos 83,96 kilómetros, quizás uno de los domingos más largos hablando en materia de distancia competitiva a disputar. La lluvia no caería con fuerza hasta poco antes de empezar a salir los primeros competidores, algo que dejaba muy delicado el agarre de los caminos de tierra por los que transcurría la prueba oceánica. Todo el mundo miraba atentamente a un Ogier al que le valía la sexta plaza provisional con la que terminaba la etapa del sábado.

Thierry Neuville fue favorito pero finalmente consiguió su cuarto subcampeonato
Thierry Neuville fue favorito pero finalmente consiguió su cuarto subcampeonato | Agencias

Un error que les volviera a meter en la lucha a falta todavía de los puntos extra que repartiría la Power Stage, último tramo del rally. El bucle matinal ya nos dejaba grandes dosis de dramatismo cuando se salían de pista Craig Breen y los dos rivales principales del piloto de M-Sport en su carrera hacia el sexto Mundial. Tanto en el caso de Thierry Neuville como en el de Ott Tänak se solventaría con algunos desperfectos estéticos que especialmente en el Hyundai i20 WRC Coupé del belga tendrían efecto en el rendimiento.

Aun así, todavía restaban otros tres tramos para tratar de forzar el error de la pareja francesa. Sin embargo, serían de nuevo Tänak y Neuville los que fallarían, ambos con dos impactos con distintos árboles que les dejarían fuera de carrera ya cuando solo restaban una veintena de kilómetros cronometrados. La quinta plaza de Ogier e Ingrassia les era suficiente para ser campeones sin ni tan siquiera competir en la última especial del año. Seis títulos intercontinentales y una emotiva despedida de M-Sport, un equipo sin el apoyo total de un fabricante con el que ha conseguido agrandar sus leyendas durante los últimos dos años antes de regresar a Citroën para “zanjar los asuntos” que quedaron pendientes en 2011.

Ott Tänak golpeaba un árbol y tenía que abandonar un tramo después de Neuville
Ott Tänak golpeaba un árbol y tenía que abandonar un tramo después de Neuville | Agencias

Con los títulos de pilotos y copilotos ya resueltos, Toyota tan solo tenía que terminar con sus pilotos en las primeras posiciones para certificar el triunfo entre los constructores. Jari-Matti Latvala aprovechaba los errores de Ott Tänak para recuperar la primera posición y dar un pisotón a la mala suerte que le ha acompañado durante todo el año. El finlandés conseguía una temporada más terminar el año con al menos una victoria, algo que llevaba haciendo desde 2008. Junto a él en el podio, Hayden Paddon que salvaba el honor de Hyundai y Mads Ostberg, encargado de hacer lo propio con Citroën. Ambos pilotos regresaban después de un parón de casi dos meses desde Gales, con la incertidumbre que rodea a ambos al no tener todavía un programa confirmado para 2019.

Esapekka Lappi y Sébastien Ogier cerraban las cinco primeras plazas, mientras que Elfyn Evans terminaba sexto después de que Teemu Suninen tuviera que abandonar tras un golpe en el penúltimo tramo. Precisamente eran los hexacampeones los que se llevarían la última victoria en las Power Stage de este año, ya corriendo sin presión y buscando despedirse del Ford Fiesta WRC con una nueva oportunidad de exprimirlo a fondo.

Tommi Mäkinen celebraba la victoria de Latvala y el título de constructores
Tommi Mäkinen celebraba la victoria de Latvala y el título de constructores | Agencias

En la general del campeonato, Thierry Neuville se quedaba con el subcampeonato, el cuarto de su carrera deportiva en una temporada en la que Hyundai llegó a ser favorita en todos los apartados y que finalmente terminó con un segundo puesto en ellos. Dani Sordo por su parte ha sido noveno en la general final, justo a dos puntos de Hayden Paddon que era octavo. Los dos hombres de la firma surcoreana han contado en 2018 con sendos programas parciales con siete pruebas, mientras que el complicado año de Andreas Mikkelsen lo dejan con apenas 84 puntos (11 más que Paddon y 13 respecto a Sordo) con seis pruebas más disputadas en total.

Publicidad