La marcha de los chevrones dominó el Rally de México de 2010 con Loeb, Solberg y Ogier en la cabeza

La marcha de los chevrones dominó el Rally de México de 2010 con Loeb, Solberg y Ogier en la cabeza

Sébastien Loeb y el duelo fratricida de Citroën en el Rally de México 2010

Recordamos el Rally de México de 2010, la segunda prueba del Mundial de Rallies en la que Citroën copó todas las posiciones del podio.

Sebastien Loeb
Sebastien Loeb | AGENCIAS

El Rally de México de 2018 será un evento especial que verá el retorno de Sébastien Loeb al WRC por primera vez desde 2015, compitiendo de nuevo con Citroën. Esta prueba es una de las que históricamente más éxitos le ha traído al francés, que a lo largo de los años obtuvo un total de seis triunfos en un evento en el que siempre se sintió a gusto a pesar de ser una competición de tierra y no de su habitualmente predilecto asfalto.

La cita mexicana era la segunda cita de la temporada 2010 del WRC y suponía el retorno de la prueba al campeonato después de un año fuera de del mundial. Para los mexicanos, el Séptimo Rally Guanajuato fue un evento especial, celebrando el centésimo aniversario de la Revolución mexicana y el bicentenario de su independencia. Para ello, la prueba se basó en León y se vivió con más intensidad que nunca.

En primera instancia, Petter Solberg marcó el mejor tiempo del primer tramo y se convirtió en el primer líder por delante de Sébastien Ogier y Dani Sordo, con Sébastien Loeb cuarto. Por detrás, Ken Block se mantenía noveno con Kimi Räikkönen décimo en su segunda prueba al volante del C4 WRC. Poco iba a durar el finlandés en zona de puntos, pues sufriría un accidente que le dejó sin opciones ya en la segunda especial. Por su parte, Loeb se situó tercero en el siguiente tramo pero las posiciones de cabeza se mantuvieron sin cambios al cerrar el primer día.

Peter Solberg | AGENCIAS

La mañana del segundo día no fue especialmente amable con Sordo, que quedó fuera de combate y tuvo que reengancharse solo en el último día. En cabeza, el avance de Loeb iba a dar un paso de gigante al superar a Ogier en la décima especial y a Solberg en la siguiente para tomar la cabeza de la prueba. El día vio una auténtica exhibición del campeón, que acabó el día con 55 segundos de ventaja sobre el segundo clasificado, un Solberg incapaz de desafiarle.

La última jornada parecía estar controlada sin problemas por el líder, que cedió más de la mitad de su ventaja en los tres tramos disputados (la vigésima especial fue cancelada antes de empezar el rally por motivos de seguridad. Aún así, nadie podía con Loeb y la mayor emoción estaba en la pelea por la segunda posición que involucraba a Ogier y a un Solberg que le superó en la súper especial que cerraba el Rally de México.

Al final, la victoria fue para Sébastien Loeb, en el que fue su quincuagésimo quinto triunfo en el Campeonato del Mundo de Rallies. Su liderato se había mantenido desde el undécimo tramo a pesar del empuje de su compatriota, Sébastien Ogier y de Petter Solberg. De esta forma, los tres Citroën C4 WRC se imponían al grupo de Ford Focus RS WRC encabezado por Mikko Hirvonen y Jari-Matti Latvala con los coches oficiales de 2009 y cerrado por Henning Solberg y Federico Villagra con las máquinas privadas en su versión de 2008.

Xevi Pons | AGENCIA

En la categoría de SWRC, la victoria fue para Xevi Pons y Álex Haro, que a bordo del Ford Fiesta S2000 de Nupel lograron un aplaudido triunfo tras una emocionante pelea por el triunfo con su compañero de marca, el checo Martin Prokop. La diferencia entre ambos fue de tan solo 17 segundos y tanto el primero como el segundo lograron meterse en el top 10 del rally, acabando en octava y novena posición respectivamente. El podio lo completó Michał Kościuszko, aunque a más de media hora de los dos líderes. Cabe destacar el quinto puesto de Albert Llovera, con un FIAT Abarth Punto S2000 adaptado para ser pilotado solo con las manos.

Mientras tanto, en la categoría de producción ganó Armindo Araújo, aunque la historia del fin de semana llegaba en el llamado "Rally America" que iba a competir en los mismos tramos que los coches del WRC. En este evento compitió el piloto aficionado Bill Caswell, con un BMW 318i de 1991 que compró por 500 dólares, llegando a ser tercero en su categoría. Historias particulares del mundo americano que se dan en ocasiones en el automovilismo…

Alex García | Madrid | 08/03/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.