Centímetros Cúbicos » Competición

HAY TECHO DE GASTOS

¿Sabes cuánto cuesta arreglar un coche de Fórmula 1 tras un accidente como el de Bottas?

Mercedes-AMG Petronas ha hecho cuentas y el gasto al que tienen que hacer frente podría lastrar algunas de las actualizaciones que tenían previstas para la temporada.

Valtteri Bottas

Mercedes-AMG Petronas Valtteri Bottas

Publicidad

Aunque el Gran Premio de la Emilia Romagna se celebró a mediados de abril en Imola, la carrera todavía sigue generando conversación. Y, más concretamente, el accidente que protagonizaron George Russell y Valtteri Bottas. Mercedes-AMG Petronas ha hecho cuentas y esto es lo que le costará arreglar el coche de Fórmula 1 del finlandés.

En plena carrera y a más de 200 kilómetros por hora, George Russell intentó adelantar a Valtteri Bottas en plena recta de meta. El británico pisó la hierba, perdió el control del Williams y chocó con el piloto de Mercedes: bandera roja. El monoplaza del finlandés quedó completamente destrozado y en su equipo comenzaron a hacer cuentas. El accidente les iba a salir caro.

Las estimaciones del equipo alemán, según informan en Motorsport, apuntan a un coste que rondaría el millón de libras, es decir, 1,15 millones de euros. Una cifra que sólo incluiría las piezas del coche: habría que sumarle las horas de trabajo de los empleados de Mercedes para volver a tener el coche a punto.

Valtteri Bottas | Mercedes-AMG Petronas

El techo de gastos

En otro momento esta cifra, por alta que parezca, no habría supuesto ningún problema para Mercedes-AMG Petronas. No obstante, este año la Fórmula 1 ha estrenado un techo de gasto de 132 millones de euros para desarrollar y construir sus monoplazas. Este límite presupuestario pretende igualar la parrilla y ahora se ha convertido en un hándicap para los alemanes porque reparar el coche de Bottas entra dentro de esa partida.

Un gasto elevado con el que no contaban y que puede afectarles en su lucha por el título porque podría impedir que lleguen todas las actualizaciones para el monoplaza coche que tendrían en mente. Algo que Toto Wolff, jefe de Mercedes, ya presagió tras la carrera: “En un entorno donde hay un límite de presupuesto, esto no es lo que necesitábamos: probablemente acabará limitando nuestras actualizaciones. Estamos muy cerca del límite en cuanto al techo de costes y lo que tenemos ahora es un coche completamente destrozado”.

Y todo esto sin haber evaluado los daños del monoplaza de Valtteri Bottas. Y es que días después, Andrew Shovlin, director de ingeniería en pista de Mercedes, mostraba sus dudas acerca de la posibilidad de poder reparar el coche: “Desafortunadamente, una gran parte está dañada de manera irreparable. Estamos analizando un plan logístico para intentar llevar suficientes piezas a Portimão y asegurarnos de que podamos tener los dos coches con las especificaciones adecuadas”.

Publicidad