Terminado el Gran Premio de Estiria de este pasado domingo, Renault F1 Team emitía un comunicado con el que informaba que habían presentado una reclamación frente a los comisarios de la prueba austriaca con el fin de aclarar si el monoplaza empleado por Racing Point, el RP20 pilotado por Checo Pérez y Lance Stroll, cumplía con todos los pormenores de la reglamentación técnica y deportiva de la Fórmula 1.

Precisamente el coche de los de Silverstone ha sido uno de los más discutidos desde el comienzo de temporada. Clientes de las Unidades de Potencia distribuidas por Mercedes-Benz, la solución de Racing Point para dar un paso adelante en términos competitivos fue la de copiar lo mejor posible el concepto del W10, el coche con el que Lewis Hamilton se coronó el año pasado seis veces Campeón del Mundo y con el que la firma alemana logró su sexto título consecutivo entre los constructores.

A pesar de que pueda resultar chocante en competición, e incluso amoral, el calcar completamente el coche de sus rivales siempre que sea a través de desarrollos e investigación propia es algo permitido por la Fórmula 1, y los resultados en las dos primeras citas del año disputadas en Red Bull Ring eran más que prometedores para los “Mercedes Rosas”. Tras conseguir el domingo la sexta y séptima plaza por delante de Daniel Ricciardo, los RP20 pasaban a ser investigados por el departamento técnico de la FIA después de que se admitiera el recurso presentado por Renault.

Concretamente, se han requisado y sellado los conductos de freno delanteros y traseros del monoplaza de Racing Point, solicitándoles además el mismo elemento a Mercedes-AMG F1 del coche de 2019 con los que comprobarán si precisamente se viola el Anexo 6 del reglamento deportivo para esta temporada de la Fórmula 1. Precisamente esta pieza es una de las pocas que se enumeran como 'Listed Parts', o lo que es lo mismo, elementos que el equipo debe diseñar y desarrollar por sí mismos y que por tanto cada escudería posee la propiedad intelectual de los mismos, no permitiendo que se compren a otras estructuras.

Polémica entre Renault F1 y Racing Point | Renault F1 Team

La respuesta desde Racing Point, horas después de su comunicado acerca de la carrera no hacía ilusión a ningún tipo de defensa, simplemente a un defecto de forma en la reclamación de Renault: "El equipo BWT Racing Point F1 está extremadamente decepcionado al saber que sus resultados en el Gran Premio de Estiria están cuestionados por lo que consideramos una protesta mal concebida y mal informada. Antes del comienzo de la temporada, el equipo cooperó con la FIA y respondió satisfactoriamente a todas las preguntas sobre los orígenes del diseño del RP20. Estamos tranquilos y confiamos en que esta protesta sea desestimada".

Una polémica que no es nueva dentro de la Fórmula 1:

Puede parecer sorprendente esta disputa entre dos equipos que no son de cabeza, pero lo cierto es que ambas escuderías están relacionadas con la exclusión de los dos monoplazas de Renault en el pasado Gran Premio de Japón 2019, cuando Racing Point, basándose en unas imágenes de televisión, reclamó a los comisarios que investigasen los coches franceses por la posible utilización de unas ayudas a la conducción que estos llevarían. Finalmente serían excluidos los dos coches del rombo y ahora son los de Enstone los que parecen estar dispuestos a devolverles la jugada.

No ha sido la primera polémica del año. Ya en el Gran Premio de Austria, Red Bull Racing solicitó el viernes tras los entrenamientos libres la confirmación de que el DAS (sistema de dirección de doble eje) del Mercedes-AMG W11 era legal y no contravenía ningún de los artículos del reglamento técnico, especialmente aquel que hace mención que no se pueden emplear dispositivos aerodinámicos activos más allá del DRS y la norma que impide poder variar la altura del coche una vez se entra en régimen de “parc fermé” o parque cerrado. En aquella ocasión, los comisarios deportivos dieron la razón a la firma de la estrella y han podido seguir empleando dicho elemento en las dos carreras disputadas hasta el momento.