Centímetros Cúbicos » Competición

Elfyn Evans consiguió evitar los pinchazos y logró el triunfo en la quinta cita del WRC

El Rally de Turquía pone completamente patas arriba el Mundial

Cuando apenas quedan dos pruebas para finalizar la temporada, Evans se sitúa líder de la clasificación general tras el abandono de Sébastien Ogier.

Elfyn Evans se coloca líder del Mundial a falta de dos pruebas

Toyota Elfyn Evans se coloca líder del Mundial a falta de dos pruebas

Publicidad

La edición de 2020 del Rally de Turquía iba a ser un año atípico. La prueba se veía recortada a apenas 200 kilómetros y hasta este domingo apenas había dejado ver su dureza, con apenas ocho tramos previos en los que el abandono de Ott Tänak por fallo en la dirección de su Hyundai había sido la noticia principal. Sin embargo, el nombre de Çetibeli se quedaría marcado debido a la crudeza con la que han tratado sus 38 kilómetros cronometrados a los competidores en las dos pasadas disputadas durante la jornada de domingo.

Ya en el primer paso por el recorrido que abría la jornada nos encontrábamos con una gran debacle entre los pilotos del WRC. El polvo en suspensión, el poco viento en la zona más cerradas entre árboles y el sol del amanecer reducían al máximo la visibilidad y esto, en especiales plagadas de piedras de grandes dimensiones se convertía en un juego de eliminación, del que obviamente los más beneficiados han sido Elfyn Evans y Scott Martin, ganadores de la prueba otomana.

La pareja británica de Toyota conseguía de esta forma su segunda victoria de la temporada, capaz de sortear todas y cada una de las trampas que se encontraron a su paso los competidores este fin de semana en la quinta cita del Mundial de Rallies. El triunfo, sumado al de Suecia y al hecho de que ha sido el único piloto que no ha abandonado en ninguna prueba de lo que llevamos de WRC 2020, lo llevan a colocarse líder de la general con 97 puntos, por los 79 que actualmente tiene Sébastien Ogier y los 70 de Kalle Rovanperä y Ott Tänak.

Sébastien Ogier llegaba como líder a Turquía, pero su Yaris le dejó tirado antes del final
Sébastien Ogier llegaba como líder a Turquía, pero su Yaris le dejó tirado antes del final | Toyota

Precisamente el francés, gran favorito al título Mundial en esta anómala campaña reducida a siete pruebas, era uno de los grandes perjudicados por la crudeza del tramo de Çetibeli, lugar en el que el motor de su Toyota Yaris WRC decía basta y tenían que abandonar cuando ya se encontraban en el penúltimo recorrido del día. Al no poder luchar por los puntos de la Power Stage, Ogier se iba con un cero de Turquía, cediéndole a su compañero de equipo esa vitola de principal candidato a levantar este año el trofeo de Campeón.

No lo tuvieron fácil el resto, ya que, en la primera pasada por el tramo más largo de la prueba, veríamos hasta dos abandonos, el de Pierre-Louis Loubet por un fallo de fiabilidad y el de Teemu Suninen tras arrancar la rueda trasera izquierda de su Ford Fiesta WRC. Sería un goteo incesante a partir de ahí de pinchazos. Esapekka Lappi primero, después Rovanperä y Ogier. Todo parecía estar soplando favorablemente para Hyundai, pero ni Thierry Neuville, ni Sébastien Loeb se pudieron librar de correr la misma suerte. El alsaciano fue el único que decidió no detenerse, sin embargo, la pérdida de tiempo fue similar a su llegada a meta con la llanta completamente desgastada tras rodar sobre los guijarros.

Thierry Neuville fue uno de los que sufrió un pinchazo, pero consiguió subir al podio
Thierry Neuville fue uno de los que sufrió un pinchazo, pero consiguió subir al podio | Hyundai

Las piezas se irían colocando a medida de la rapidez con la que afrontaban el cambio de gomas los pilotos y copilotos o el número de kilómetros que conseguían rodar a buen ritmo antes de detenerse para realizar el inevitable cambio. Con todo ello, Thierry Neuville y Sébastien Loeb acompañaron en el podio a Evans, algo que permite al belga llegar a Cerdeña todavía con opciones matemáticas al contar con 65 puntos en la general, mientras que Loeb sumaría su podio número 119 en el Mundial junto a su inseparable Daniel Elena, ayudando al equipo a mantenerse en la lucha en el apartado de constructores, aunque dejando la puerta abierta a que este puede haber sido su última aparición en el WRC.

Ya con Ogier fuera de carrera, el resto de posiciones dentro del Top5 fueron ocupadas por Rovanperä y Gus Greensmith, el cual le ganaba la partida a Esapekka Lappi en el que es su mejor resultado en el campeonato. En WRC2 y WRC3, victorias para Pontus Tidemand y Kajetan Kajetanowicz, mientras que Marc Martí terminó cuarto copilotando a Alberto Heller y la pareja Jan Solans y Mauro Barreiro se hicieron con la sexta plaza en esta tercera categoría.

El joven Gus Greensmith consiguió el quinto puesto, su mejor resultado en el Mundial
El joven Gus Greensmith consiguió el quinto puesto, su mejor resultado en el Mundial | M-Sport

Publicidad