Cinco ganadores tras cinco carreras y un campeonato con varios candidatos a falta de dos pruebas para el final. Así está la Super Fórmula tras una interesante carrera en el Twin Ring Motegi en la que Ryo Hirakawa logró por fin su primera victoria en la categoría. El triunfo llegó tras una gran gestión de los neumáticos en una jornada con 50ºC de temperatura en el asfalto y 37ºC en el ambiente. Hirakawa logró la victoria por delante de Kamui Kobayashi y un Nick Cassidy que volvió a protagonizar una gran remontada estratégica que en esta ocasión es especialmente importante al llegar en un día en el que su rival Naoki Yamamoto no pudo sumar ni un solo punto. Esto hace que el neozelandés sea el nuevo líder de la general aunque con un solo punto de ventaja. Àlex Palou fue cuarto después de firmar la pole y sigue tercero de la general.

Los entrenamientos clasificatorios del sábado dieron la primera sorpresa (relativa) del fin de semana al tener a Àlex Palou como el más veloz. El catalán se llevó así el primer punto del fin de semana y es a día de hoy el único piloto en haber repetido pole position. A su lado en primera fila, Ryo Hirakawa, por delante de Nirei Fukuzumi y Lucas Auer. Más importante era ver como Naoki Yamamoto solo podía ser octavo, mientras Nick Cassidy tenía que conformarse con la duodécima posición en parrilla. Esta situación era ideal para Palou, que llegó a Motegi a 13 puntos del líder del campeonato y arrancaba la carrera a 12 por lo que un buen resultado del español le situaría de lleno en la pelea por el campeonato en el que es su primer año en la categoría.

La carrera comenzó a mandar sorpresas desde antes del inicio, con un Yamamoto que se quedó parado al empezar la vuelta de formación y tuvo que salir desde el carril de boxes incluso cuando hubo una segunda vuelta de formación al quedarse parado en parrilla Patricio O'Ward. El mexicano tuvo que partir desde el fondo de la misma junto a un Harrison Newey que caló el motor antes de esa segunda vuelta de formación. A pesar de una buena remontada, Yamamoto acabaría noveno y sin puntuar. En la propia salida no hubo grandes cambios, con un Palou que mantuvo el liderato por delante de Hirakawa y Fukuzumi con Kobayashi cuarto después de una buena arrancada. Pronto quedó claro que la carrera iba a construirse sobre las distintas estrategias, siendo la decisión de parar una o dos veces la más importante.

Alex Palou SF Motegi 2019 | Honda

Los equipos optaron por distintas soluciones. Algunos pilotos pararon pronto para volver a pasar por boxes luego y hacer dos tandas largas con los neumáticos blandos más rápidos y una corta con los medios, más lentos (la normativa obliga a usar los dos compuestos en carrera). Kondo Racing decidió reducir el uso de los medios al mínimo y los usó una sola vuelta. Incluso hubo quien paró en la mismísima última vuelta, aprovechando que la casilla de boxes de su equipo estaba justo antes de meta. Fue el caso de un Yuhi Sekiguchi que a pesar de todo acabó fuera de los puntos. Al final, la mejor estrategia fue la de los hombres que partían arriba, retrasando al máximo su primera parada para tener que usar los neumáticos medios el menor tiempo posible.

Eso fue lo que hicieron tres de los cuatro primeros clasificados, aunque sin duda el más impresionante fue un Ryo Hirakawa que estuvo a un nivel altísimo. El japonés conservó sus neumáticos mientras Àlex Palou era líder, le superó en la vuelta 23 y manteniendo un ritmo estable consiguió escaparse en cabeza sin dañar sus gomas. Eso le permitió gestionar su ventaja sobre sus perseguidores incluso cuando Kamui Kobayashi fue más rápido en los últimos giros. Mientras tanto, Palou acusaba un reglaje más agresivo, el mismo que le había permitido estar arriba el sábado. Sus neumáticos cayeron de rendimiento y su principal tarea fue la de defender su posición. Lo hizo de forma aguerrida pero al final fue imposible aguantar el podio y acabó en cuarta posición.

Nick Cassidy SF Motegi 2019 | Toyota

Por delante, Ryo Hirakawa se llevó una merecida victoria que supuso además su primera visita a la zona de puntos de este 2019. A su lado, Kamui Kobayashi dio la sorpresa no solo al lograr el segundo puesto sino que también se alza como el cuarto y último candidato al título de esta temporada. La victoria en la Super Fórmula sigue sin llegar pero el título aún es posible, aunque para ello necesitaría un descalabro de los dos líderes y batir a Palou. El podio lo completó Nick Cassidy, que jugó a una estrategia alternativa saliendo con neumáticos medios, parando pronto y estando toda la carrera a la contra. Eso le permitió atacar hasta el final, demostrando de nuevo que en TOM’S este año están acertando con las estrategias de carrera incluso cuando fallan los sábados en velocidad pura.

En la clasificación general, Nick Cassidy toma la delantera gracias a los puntos sumados y se sitúa con 28, uno solo más que Naoki Yamamoto, que se mantiene exactamente igual que estaba antes de llegar a Motegi. Por su parte, Àlex Palou sigue tercero pero si antes del fin de semana estaba a 13 puntos del líder, ahora está a 8, uno solo por delante de Kamui Kobayashi, que es cuarto. Precisamente estos cuatro primeros clasificados son los únicos candidatos reales a día de hoy, con 22 puntos en juego. Cassidy y Yamamoto, protagonistas de la batalla de 2018, volverán a estar en el alero. Palou y Kobayashi tendrán la obligación de recortarles puntos a los líderes en Okayama si quieren ser tomados en cuenta en la lucha final en el circuito de Suzuka a finales de octubre.

Mientras tanto, la actualidad de la Fórmula 1 se mezcla con la de la Super Fórmula. Helmut Marko estuvo presente en el circuito de Motegi, oficialmente para visitar a sus pilotos. Se trata de la misma carrera en la que ya estuvo el año pasado, aprovechando el parón veraniego de la categoría reina… pero no esquivó las preguntas sobre Naoki Yamamoto, el principal piloto de Honda que cuenta con alguna opción incluso de disputar el Gran Premio de Japón en un Toro Rosso. Hay quien va más allá e incluso sitúa a Nick Cassidy en los entrenamientos libres de alguna de las carreras de F1 restantes. Y mientras tanto, el piloto que les ganó a todos es un Hirakawa que luce los logos de Red Bull en su casco porque es atleta de la marca… aunque también un hombre de Toyota. El buen verano nunca para.

Podio SF Motegi 2019 | Toyota