Había muchas preguntas sobre la mesa de Le Mans con la llegada del nuevo reglamento de los Hypercars. A menos de un año para el estreno de la nueva normativa, Aston Martin y Toyota GAZOO Racing habían sido los únicos fabricantes de nivel mundial que habían confirmado su presencia, junto equipos de resistencia como ByKolles o la Scuderia Cameron Glickenhaus. Seguía esperándose un tercer gran anuncio, el cual no llegó de la mano de McLaren, centrada en las IndyCar Series, sino que vendría en calve francesa, Peugeot Sport.

Los de Sochaux habían cerrado sus dos programas más importantes en competición internacional durante el año 2018. Tras finalizar su participación en el Rally Dakar con victoria de Carlos Sainz y Lucas Cruz, la administración de la firma del león decidía hacer lo propio con el equipo de fábrica que Peugeot tenía en el Mundial de RallyCross. Sin rumbo claro, el equipo dirigido hasta ese momento por Bruno Famin se centraría en dar apoyo a la estructura matriz en la creación de vehículos de calle eléctricos con tintes deportivos.

Peugeot regresa a Le Mans | Peugeot

Apenas un año después de anunciar su marca del World RX, Peugeot ha confirmado en las últimas horas su regreso a la competición internacional con un proyecto de grandes dimensiones. El fabricante francés regresa al WEC, regresa a Le Mans después de una década de ausencia y también con un hiperdeportivo híbrido que espera robar el protagonismo al Toyota GR Super Sport y al Aston Martin Valkyrie a su llegada de cara a 2022. No se aclara en este caso si su entrada será aprovechando las 24 Horas de Le Mans de la temporada 2021-22 o si se esperará a hacer el debut ya con el inicio de la segunda campaña con esta reglamentación.

Jean-Marc Finot, Director de PSA Motorsport: 'Estoy muy ilusionado de poder emplear todas las destrezas y la pasión de mi equipo en este proyecto. Es un reto nuevo y sé que nuestros expertos demostrarán de que son capaces para ganar con equipos financiados por las marcas del grupo, impulsados por su experiencia en los diversos campeonatos FIA y su hambre de éxito'.

Queda por ver si se recupera la asociación con ORECA y si Rebellion tiene algún tipo de papel dentro de este nuevo proyecto. Debemos recordar que, aunque abandonó el Mundial de Resistencia en 2011, entre bambalinas Peugeot Sport se encontraba desarrollando un prototipo LMP1-H, bautizado con el nombre de 908 Hybrid4 que nunca llegó a competir.