Centímetros Cúbicos » Competición

EL DE FORD ES LÍDER

Sébastien Loeb roza la perfección para ponerse líder en Montecarlo

Si el jueves fue Ogier el gran dominador en la noche de Montecarlo, este viernes Loeb se convertía en el gran protagonista

Ogier y Loeb nos regalan un duelo histórico en Montecarlo

M-Sport Ford Ogier y Loeb nos regalan un duelo histórico en Montecarlo

Publicidad

Seguramente el estreno de los Rally1 del Campeonato del Mundo de Rallies no podría haberse encontrado con un escenario mejor. Tomas de la mano los nuevos coches, le sumas la presencia de los dos grandes dominadores de las últimas dos décadas de las series intercontinentales y lo aderezas con un precioso mano a mano entre los dos Sébastien, siendo en este caso el más veterano, Loeb, el que por el momento le lleva la ventaja al que fuera su compañero en Citroën Racing.

Para el alsaciano era una prueba de fuego esta etapa del viernes. Había llegado a Francia el pasado sábado, directamente desde la ceremonia del podio del Rally Dakar 2022 en Arabia Saudí, y el domingo ya estaba montado en el Ford Puma Rally1 para hacer un último test antes de afrontar los reconocimientos, vitales en una cita como el Montecarlo, además de estrenar a su derecha una nueva copiloto, Isabelle Galmiche.

Los Toyota escoltan a Sébastien Loeb
Los Toyota escoltan a Sébastien Loeb | Toyota GAZOO Racing

Todo salía rodado desde el primer kilómetro y cuatro scratchs consecutivos situaban al nueve veces Campeón del Mundo de Rallies al frente de la clasificación general justo 20 años después de haberse puesto líder en esta misma prueba en su primera temporada completa en el campeonato con el equipo de los dos chevrones. Ahora, dos décadas después, Loeb persigue la que puede ser su primera victoria alejado de los de Versalles, construyendo una ventaja de 9,9 segundos sobre su más inmediato perseguidor, Sébastien Ogier, después de ceder algo de tiempo en la última especial del viernes por un problema en el sistema híbrido de su Ford.

Ogier llegaba a meta felicitando precisamente a M-Sport, el que fuera su equipo en los años 2017 y 2018, atribuyéndoles el desarrollo de un coche muy rápido para esta nueva era del WRC, mientras que él recuperaba la segunda posición ante lo que puede ser un duelo para recordar el resto de nuestras vidas al reunir a los dos pluricampeones después de que ambos hayan decidido alejarse de los programas a tiempo completo en el Mundial.

Dos Hyundai entre los cinco primeros
Dos Hyundai entre los cinco primeros | Hyundai Motorsport

Tras ellos, Elfyn Evans lo intentó, pero no pudo finalmente igualar su ritmo al de los dos competidores franceses, por lo que al final del día, y después de que uno de los deflectores de las entradas de aire le molestar la visión, terminaba por caer a la tercera plaza del podio, por delante en este caso de Thierry Neuville y de Ott Tänak, ambos desplazados de la lucha por los puestos de honor, con el belga cediendo 47,8 segundos y en el caso del estonio ya son 56,7 segundos los perdidos respecto a Loeb.

No ha sido el inicio soñado para Hyundai Motorsport GmbH, aunque al menos ya ha conseguido colocar a dos de sus tres i20 N Rally1 entre las primeras posiciones, teniendo que controlar en todo momento la presencia de Craig Breen y de Gus Greensmith. Precisamente este último, el único Puma sin los colores de Red Bull, conseguiría en esta jornada su primer scratch en el Mundial, concretamente en la séptima especial del día y convirtiéndose en el primer que conseguiría frenar esa racha de mejores tiempos parciales para Seb, antes de que Ogier lo replicara sólo unos minutos más tarde en el último tramo.

Primer scratch de Gus Greensmith
Primer scratch de Gus Greensmith | M-Sport Ford

Mal día para los jóvenes talentos del campeonato, Kalle Rovanperä y Oliver Solberg, ambos ocupando las últimas posiciones con derecho a puntos, siendo el escandinavo al que más se le ha visto sufrir con un Hyundai que el propio Neuville ha etiquetado como “aterrador” de conducir. Por si fuera poco, el hijo de Petter Solberg, además de los problemas con los intercomunicadores de ayer, también hoy ha tenido que lidiar con el humo que se colaba en el habitáculo proveniente del motor y que le ha causado dificultades en la visibilidad.

Publicidad