Centímetros Cúbicos » Competición

Problemas técnicos impidieron que el catalán transformara la pole en victoria y título

Nick Cassidy se lleva el título de la Super Fórmula tras el drama de Àlex Palou

Por primera vez en la historia del campeonato, ningún piloto repitió victoria con siete ganadores en siete carreras.

Nick Cassidy SF2019 Pista Suzuka

Toyota Nick Cassidy SF2019 Pista Suzuka

Publicidad

Siete ganadores en siete carreras; la Super Fórmula obtuvo un registro histórico al completar una temporada sin vencedores repetidos en sus más de 40 años de historia. Y aún con todo, este es el elemento más ‘tranquilo’ de un fin de semana muy intenso que terminó con el título de Nick Cassidy. El neozelandés era el candidato estrella de Toyota y rompe la ‘maldición’ de André Lotterer, el último campeón no japonés del certamen. Cassidy está además apoyado por Red Bull –la marca, no el equipo de Fórmula 1– y parece que podría incluso estar siendo considerado para la categoría reina. El mayor obstáculo, su paso de Toyota a Honda. Desafortunadamente, que Cassidy sea campeón significa que Àlex Palou no pudo lograrlo… aunque tanto piloto como equipo estuvieron excelentes y solo la mala fortuna decidió el resultado.

En la sesión clasificatoria se vio a un Àlex Palou imperial. En los entrenamientos libres del sábado –la lluvia del viernes impidió rodar en seco– había sido el más rápido en tandas largas y afrontaba la ‘quali’ con la responsabilidad de partir lo más arriba posible. Tras una Q2 algo más floja de lo esperado, piloto y equipo optaron por un cambio de última hora en los reglajes que funcionó a la perfección. El resultado, la tercera pole position del catalán, el único hombre capaz de obtener más de una pole este año. Tras él estaban Tomoki Nojiri, Lucas Auer y Nirei Fukuzumi, con Nick Cassidy quinto y Naoki Yamamoto sexto. Los tres principales candidatos al título, en las tres primeras filas. Kenta Yamashita y Kamui Kobayashi partían más atrás con sus opciones seriamente dañadas tras una sesión mediocre para ellos.

Esta circunstancia dejaba a Palou con un punto más en la general y con la mejor posición para pelear por la victoria, que le daría automáticamente el título. En Suzuka, las paradas en boxes para cambiar gomas tenían que darse entre las vueltas 7 y 42. En la Super Fórmula, el neumático medio –el más duro de los disponibles– no gusta; es demasiado lento en comparación con un blando que aguanta toda la carrera y es más rápido. Por ello es habitual ver como los equipos minimizan el uso del compuesto más duro de los dos. Parar en la vuelta 1 habría sido normal pero para evitar estas estrategias, desde el campeonato se instauró la normativa de una ‘ventana’ de paradas. Algunos como Kobayashi buscaron sortear la normativa saliendo con gomas rayadas para así poder estar ‘fuera’ de norma. Palou por su parte no tomó riesgos y arrancó con gomas medias.

Alex Palou SF 2019 Suzuka Rd 7C
Alex Palou SF 2019 Suzuka Rd 7C | Honda

El objetivo era no verse perjudicado por un coche de seguridad que si salía en las primeras vueltas podría fastidiarle la carrera en caso de estar usando neumáticos blandos. Toda su carrera dependía de su habilidad de empujar con los neumáticos medios las primeras 7 vueltas y parar luego para montar las blandas. Lógicamente, otros tomaron el riesgo con una estrategia algo más agresiva y mejor en materia de tiempo… siempre que no hubiera coche de seguridad; salir con neumáticos blandos, obtener una mejor posición en pista y parar en la vuelta 42, una antes de la bandera de cuadros. Esto fue lo que hicieron pilotos como Nojiri –sin nada que perder– o Cassidy –peleando por un título que se planteaba difícil– entre otros. El primer desafío era una salida en la que Palou aguantó bien el ataque de sus rivales.

Justo por detrás, Auer quedaba clavado, permitiendo que tanto Cassidy como Yamamoto ganaran posiciones. Fukuzumi incluso cedió el paso a su compañero de equipo para que tuviera menos puestos que recuperar. A partir de entonces, se vio a un Palou impoluto, escapándose al frente a pesar de tener neumáticos más duros que los de sus perseguidores. Todo lo que tenía que hacer entonces era realizar una parada a boxes correcta y marcar un ritmo aceptable con las gomas blandas. Una vuelta antes de parar, Palou perdió súbitamente dos segundos y se vio superado por Nojiri apenas dos curvas antes de tomar el carril de boxes. El primer juego de neumáticos había cumplido con su cometido. Incluso siendo segundo en carrera habría sido campeón siempre que tercero no fuera Yamamoto.

Tomoki Nojiri SF 2019 Victoria Suzuka
Tomoki Nojiri SF 2019 Victoria Suzuka | Honda

Cuando el piloto español volvió a pista tras una parada rápida y eficiente, lo hizo con más de 15 segundos de pista libre por delante. El sueño de todo piloto. Pero rápidamente quedó claro que algo pasaba con el coche número 64. Durante la carrera 'solo' se notó una clara falta de ritmo, además de unos neumáticos que llegaban al fin de su vida muchísimo antes de lo que era normal. Al final, resultó que un conducto de ventilación del motor había quedado fuera de su sitio, molestando a las suspensiones y haciéndole perder al coche unos 70 kilogramos de carga aerodinámica. Un desastre ante el que nadie habría podido hacer nada. Al final, Palou acabó en décimo novena posición tras una segunda parada en boxes.

Por delante, la carrera se iba desarrollando poco a poco a favor de un Cassidy que al quedarse en pista y no verse interrumpido por ningún coche de seguridad se supo mantener en una segunda posición más que válida para ser campeón. No tenía ninguna necesidad de ir a buscar al líder, un Nojiri que por otra parte rindió a la perfección. Irónicamente, era el coche en el que Yamamoto había ganado el título en 2018… Cuando cayó la bandera de cuadros, Tomoki Nojiri pudo celebrar su segunda victoria en la Super Fórmula, cinco años después de la primera. Nick Cassidy terminó segundo y se proclamó campeón de la temporada 2019, mientras el último peldaño del podio fue a parar a manos de Nirei Fukuzumi, que por fin acabó entre los tres primeros. Su proceso de aprendizaje termina aquí y a partir de ahora tendrá que buscar pelear para ganar.

Por detrás, cuarta posición correcta de Yuhi Sekiguchi y quinta de Naoki Yamamoto, subcampeón entre muchas lágrimas. El japonés se bajaba del coche llorando y se fundía en un abrazo con Kiyoshi Muraoka, director del equipo Dandelion Racing que anunció su retirada para 2020. El premio de consolación, el título de equipos. Los últimos puntos fueron para Hiroaki Ishiura, Koudai Tsukakoshi y Ryo Hirakawa. Así termina una temporada emocionante que promete un ‘bis’ en 2020. Nick Cassidy deberá defender el título si la Fórmula 1 no le llama y Naoki Yamamoto buscará recuperar el número 1 bajo la misma condición. Àlex Palou ya prometió volver para llevarse un trofeo que quiere en su casa…

Nick Cassidy SF2019 Campeon Suzuka
Nick Cassidy SF2019 Campeon Suzuka | Honda

Publicidad