Centímetros Cúbicos » Competición

Centímetros Cúbicos

MINI se renueva por dentro y por fuera para el Dakar 2017

MINI se renueva por dentro y por fuera para el Dakar 2017

MINI-John-Cooper-works-Rally-Dakar-2017-x-raid-1.jpg

Centímetros Cúbicos MINI-John-Cooper-works-Rally-Dakar-2017-x-raid-1

Publicidad

Hasta hace un año eran los dominadores del Dakar tras la salida de Volkswagen hacia el Mundial de Rallies. X-Raid había casi perpetuado su dominio en el Dakar y en los grandes rally-raids y Bajas por encima de todos sus rivales de menor entidad, e incluso se había convertido en un lucrativo negocio para los hombres de Sven Quandt, que veían que su MINI ALL4 Racing un buen productor carreras-cliente para todos aquello gentleman drivers que querían probar suerte en competición. Sin embargo, esta superioridad se venía abajo el pasado enero. Peugeot no repetía los errores del pasado y tras una encomiable labor de desarrollo desde el Dakar 2015, construían un arma perfecta para esta nueva filosofía de carrera, un buggy capaz de aplastar al resto en fuera pista, pero además mantener el ritmo en los sinuosos tramos tipo rally que pueblan el recorrido de la cita sudamericana. La salida de tres de sus pilotos ganadores, Stéphane Peterhansel, Nasser Al-Attiyah y Nani Roma, marcaba inequívocamente que estábamos ante un cambio de ciclo y la llegada del nuevo reglamento técnico el próximo 1 de enero también obligaba a hacer lo propio en cuanto a la parte técnica. MINI y X-Raid no sólo no conseguía sumar su quinto Dakar, sino que además perdían la posición de segunda fuerza en favor de Toyota, la cual se ha reforzado de cara a 2017 con los fichajes de Nani y Nasser, además del extra de potencia que le dará la nueva normativa para los V8 atmosféricos que les permitirá montar una brida de admisión hasta 2 mm mayor.

MINI-John-Cooper-works-Rally-Dakar-2017-x-raid.jpg
MINI-John-Cooper-works-Rally-Dakar-2017-x-raid | Centímetros Cúbicos

Con todo esto sobre la mesa, y siendo conscientes de que el ALL4 Racing era un modelo que casi había llegado al tope de desarrollo, la decisión del equipo alemán y del fabricante británico ha sido la de aunar fuerzas y preparar un nuevo modelo, basado en las bondades del anterior 4x4 de X-Raid, pero mejorando en áreas tan importante como la aerodinámica, la entrega de potencia y el reparto de pesos. Ayudados por el túnel del viento de BMW en Múnich, las líneas del nuevo John Cooper Works Rally son mucho más aerodinámicas y estilizadas que las de su antecesor. La recolocación de los neumáticos de repuesto debajo del habitáculo ha permitido recolocar los radiadores. Todo ello da como resultado que hasta 50 kilógramos de peso se han centrado y acercado al suelo, bajando significativamente el centro de gravedad. El nuevo mapeado del motor BMW de seis cilindros biturbo diésel permite una mejor aceleración a partir de 140 km/h, lo que se espera que le ayude a la hora de exprimir todo su potencial en etapas de desierto y fuera pista. EL objetivo está claro, recuperarse del ‘sorpasso’ que sufría hace menos de un año. Sin Roma, Peterhansel, ni Al-Attiyah en el equipo, la regeneración ha sido obligatoria dentro de las filas de la formación oficial MINI. Para ello se ha apostado por cuatro pilotos muy distintos, siendo Mikko Hirvonen el nuevo líder del equipo dirigido por Quandt tras dejar el año pasado una impronta de su calidad en su Dakar como rookie. Junto a él, el brillante Yazeed Al-Rajhi, la brillante perla del off-road estadounidense, Bryce Menzies, y Orlando Terranova, el cual correrá su séptima edición integrado dentro de X-Raid.

Publicidad