No podía terminar de otra forma. Lewis Hamilton regresaba al circuito donde consiguió su segundo título de Campeón del Mundo de Fórmula 1 en 2014 (el primero con Mercedes) para terminar el trabajo de una campaña casi perfecta para el británico. Cuatro títulos después más tarde, Hamilton lograba el 11º triunfo del año por delante de dos de los pilotos con más futuro dentro del campeonato. Se ponía punto y final de esta forma a un 2019 en el que Mercedes-AMG F1 completaba el doblete.

En cuanto al resto de ocupantes del podio, Charles Leclerc no podría superar a Max Verstappen después de que ambos se volvieran a ver las caras en pista. El monegasco no podía con el ritmo del holandés, por lo que el equipo tomaba la decisión de cambiar a una estrategia alternativa y parar para poner un neumático fresco con el objetivo de contener a Valtteri Bottas que no podría culminar su excelente remontada de 16 posiciones con un lugar entre los tres primeros.

Ferrari se quedó de nuevo sin premio | Ferrari

El finlandés se vio especialmente perjudicado en la primera fase de la carrera, ya que, por un problema técnico, los comisarios no permitieron utilizar el DRS en todos los monoplazas hasta la vuelta 18, algo que condicionó el ritmo de adelantamientos del finlandés con los monoplazas más lentos.

El resultado daba finalmente a Verstappen la tercera posición en el Campeonato del Mundo, aunque el holandés tuvo una carrera dura con problemas de falta de potencia en la unidad de potencia Honda y con inestabilidad en la frenada de su Red Bull. Por su parte, Leclerc se quejó de muchas vibraciones, aunque parecía evidente que aquí el Ferrari estaba lejos, especialmente en el tercer sector. Sebastian Vettel quinto conseguiría dar cuenta en la fase final de Alexander Albon tras un fin de semana muy complejo para el germano, más pensando en regresar a casa con su hijo recién nacido que con grandes alicientes en esta última carrera de 2019.

Carlos Sainz es sexto de la F1 2019 | Mclaren

Para Carlos Sainz se le allanaba el camino desde el inicio en su objetivo de retener la sexta plaza. Lance Stroll se iba largo en la primera curva, tocando el eje trasero del Toro Rosso y llevando a que el francés tocará al otro Racing Point. El alerón de Gasly quedaba dañado en su contacto con el monoplaza del mexicano, algo que le llevaría a pasar por boxes ya en la primera vuelta y pasar gran parte de la carrera en la última posición hasta que en la recta final consiguiera superar a Robert Kubica y se beneficiara del abandono del propio Stroll.

El madrileño realizaría una carrera en batalla frente a los pilotos de Renault, siempre en el filo de las posiciones de los puntos y perjudicado por la remontada desde atrás de Valtteri Bottas y por la gran gestión de neumáticos realizada por Daniil Kvyat. El madrileño caía a la décima posición tras partir desde el octavo cajón de parrilla y después de haber tenido incluso que devolver la posición a Daniel Ricciardo después de haber acortado una chicane en su defensa de la plaza respecto al australiano.

Nico Hulkenberg se despide de la F1 en 12ª plaza | Renault

Aun así, sería suficiente para que el de McLaren se haya convertido el primero del resto al final de esta temporada 2019, superando a los dos hombres que han compartido el segundo asiento en Red Bull Racing este año. El podio de Brasil y la sexta plaza en la general, cierran el mejor año de Sainz en la Fórmula 1, un premio a la apuesta realizada a finales de 2018 sabiendo que sobre él estaría la alargada sombra de Fernando Alonso y el peso de la historia de los de Woking. El punto conseguido después de adelantar a Nico Hülkenberg en la última vuelta y de contener a Ricciardo, sería la guinda al pastel.

Aunque Sainz era el mejor del resto en la general, ese honor corría a Checo Pérez en este GP de Abu Dhabi después de una gran batalla frente a Lando Norris que se quedaba con el octavo por delante de Kvyat y de Sainz. Nico Hülkenberg se despide de la Fórmula 1 por el momento con la 12ª plaza y la mirada puesta en la posibilidad de competir en las IndyCar Series en los trazados ruteros, mientras que Robert Kubica ha puesto sus miras en el DTM, marchándose en la 19ª plaza de su heroico regreso a la categoría reina de los monoplazas.