Centímetros Cúbicos » Competición

Sainz terminaba tercero y Alonso sexto

Lewis Hamilton se convierte en centenario en la locura del GP de Rusia

El piloto británico remontaba desde la cuarta plaza hasta la victoria, la número 100 de su carrera deportiva

Lewis Hamilton ya es centenario

Daimler Lewis Hamilton ya es centenario

Publicidad

Una absoluta locura la vivida sobre el asfalto del Circuito de Sochi. Eran muchos los pilotos que partían fuera de la posición que teóricamente les correspondía, sin embargo, la carrera cobraba aún más emoción cuando Carlos Sainz se colocaba en la primera posición al llegar a la frenada de la curva 2. El madrileño había aprovechado al máximo el rebufo del poleman, Lano Norris, consiguiendo estar en el interior en la primera apurada de frenada, algo que le daba la cabeza de la general.

Apenas le duró 13 vueltas esta situación, hasta que el neumático se empezó a venir abajo. El graining apareció en las gomas del eje delantero del Ferrari y se convirtió en presa fácil de un Norris que recuperaba la primera plaza. Un paso más cerca de la que podía ser su primera victoria, la oportunidad perfecta para McLaren de prorrogar la racha que comenzó con Daniel Riciardo en Monza. Durante buena parte de la prueba parecía que Lando lo tenía en su mano.

Carlos Sainz vuelve a subir al podio
Carlos Sainz vuelve a subir al podio | Ferrari

Sin embargo, la amenaza de Lewis Hamilton seguía muy presente, especialmente cuando a falta de siete giros, la lluvia hacía acto de aparición y terminaba por revolucionar aún más la carrera. La dificultad volvía a estar en elegir el momento oportuno para entrar en boxes y colocar el neumático intermedio, algo que Hamilton decidiría a tres giros de la bandera a cuadros del Gran Premio de Rusia, mientras que Norris se quedaba en pista esperando que la lluvia no arreciase.

Al británico de McLaren la meteorología le daba la espalda y la fuerza de las precipitaciones llevaba a que fuera prácticamente imposible mantener el MCL35M sobre la pista de Sochi equipado por los neumáticos de seco. La diferencia, que llegó a estar por encima de los 25 segundos entre los dos compatriotas, comenzaría a reducirse a marchas forzadas, hasta que Hamilton se encontraba en la escapatoria a Lando y mantendría su marcha imparable hacia su quinto triunfo de la temporada, el primero desde el Gran Premio de Gran Bretaña a mediados de julio. Lewis alcanzaba la mágica cifra de un centenar de triunfos en la Fórmula 1 y aprovechaba para situarse dos puntos por delante de Max Verstappen en la general.

Gran remontada de Max Verstappen
Gran remontada de Max Verstappen | Red Bull

El neerlandés lo intentó hasta el último metro, y a pesar de los problemas con la batería en la vuelta de calentamiento, así como el bajón en el rendimiento de sus neumáticos, completaría una remontada que puede valer un campeonato, desde la 20ª plaza hasta el segundo escalón del podio, sabedor además de que seguramente Lewis Hamilton también tendrá que penalizar en próximos Grandes Premios para poder estrenar componentes en su Unidad de Potencia.

Para los españoles, la actuación también sería magnífica, ya que después de perder el liderato y de una mala parada que lo sacaba en tráfico, Sainz sería capaz de reponerse y de subir al podio precisamente cuando la carrera se ponía más cuesta arriba debido a la lluvia. Carlos cerraba una actuación más que trabajada, en la que sería determinante la comunicación con el muro para encontrar el momento más adecuado para el cambio de ruedas al compuesto intermedio.

Fernando Alonso peleó por el podio
Fernando Alonso peleó por el podio | alpine

También Fernando Alonso coqueteó con el podio hasta que a falta de seis vueltas estaba en el tercer peldaño provisional. Sin embargo, fue de los últimos en poner los intermedios y eso lo hizo ser una víctima fácil para pilotos como Daniel Ricciardo o Valtteri Bottas, este último también penalizado por estrenar nuevos componentes en su Unidad de Potencia, como ya hicieran también Charles Leclerc y Max Verstappen. El asturiano terminaría justo por delante de Lando Norris, piloto del día y gran damnificado de la aparición de la lluvia. Se la jugó el británico, incluso hizo oídos sordos cuando desde el muro le aconsejaron parar y poner el neumático intermedio.

Muy nervioso, Norris incluso pidió por radio que se callara el ingeniero y le permitiera concentrarse únicamente en las condiciones cada vez más mojadas. Fue imposible mantener el control sobre el monoplaza, por lo que su séptimo puesto supo a muy poco cuando tenía tan cerca la victoria (tanto él como Hamilton tenían ‘parada gratis’). Lando sacrificó el podio por lograr su primer triunfo. Kimi Raikkonen, Sergio Pérez y George Russell completaron los puestos de puntos.

Publicidad