Centímetros Cúbicos » Competición

El Gran Premio de Turquía verá a los Mercedes salir muy atrás

Lance Stroll sorprende a la Fórmula 1 robándole la pole a Max Verstappen

El canadiense le da a su equipo su primera Pole desde el GP de Bélgica de 2009, además de sumar su primera posición en parrilla en su carrera en Fórmula 1

Primera pole para Lance Stroll

Racing Point Primera pole para Lance Stroll

Publicidad

Aunque la jornada del viernes ya estuvo plagada de errores, trompos y derrapes en condiciones de seco, ante el criticismo de pilotos como Lewis Hamilton que aseguraban que con el reasfaltado dos semanas antes del Circuito de Istanbul Park se habían “cargado” una pista espectacular, las condiciones podían ser incluso más dramáticas, cuando las previsiones de lluvia que habían ido creciendo con el paso de las horas se convirtieron en realidad.

Los terceros entrenamientos libres ya se desarrollarían en condiciones completamente de mojado, con los coches recluidos en la última media hora de sesión al no encontrarse la pista con un nivel de agarre lo suficiente estable como para rodar cuando la clasificación estaba programada para solo dos horas más tarde. Llegado el momento, ya no hubo opción a quedarse en el pit lane, por lo que los pilotos salieron a la Q1 tratando de buscar los límites ya desde el primer giro.

Los sustos se sucedieron, algo que afortunadamente no repercutió a la seguridad gracias a las largas escapatorias que tiene el trazado otomano. Cuando no se llevaban ni 10 minutos de sesión de clasificación, la bandera roja hacía acto de aparición, con Esteban Ocon liderando la tabla de tiempos y con los Mercedes muy atrás en la clasificación y con Charles Leclerc incluso tonteando con la opción de quedarse fuera del corte para entrar en Q2.

Tras mejorarse las condiciones de visibilidad y pasar la nube de agua que descargaba con fuerza sobre la pista, los pilotos salían conscientes de que no tendrían demasiadas oportunidades para cerrar un tiempo, algo que incluso quedaba más limitado después de que tanto Charles Leclerc como Romain Grosjean se fueron a la escapatoria de grava de final de recta de meta, con el francés teniendo menos suerte que el piloto de Ferrari al quedarse atascado en la puzolana y obligando a sacar la segunda bandera consecutiva.

Lewis Hamilton puede ser campeón el domingo | Daimler

Aunque se podría retomar la acción y la mayoría de los competidores pudo hacer un último intento, las grandes diferencias entre cada uno de los coches y el feeling de cada piloto con una pista anegada, no depararon grandes sorpresas, cayendo los dos HAAS, los dos Williams y un Daniil Kvyat que tuvo grandes dificultades para poder juntar tres sectores competitivos entre tantos sustos y trompos como tuvo el ruso de AlphaTauri.

Ya no habría más tiempos muertos, con las dos siguientes sesiones siendo todo un dilema técnico para los equipos y sobre el momento oportuno en el que había que cambiar los neumáticos de lluvia extrema por los intermedios, algo que McLaren ya se planteó desde el primer minuto de Q2, en una estrategia que no le dio ningún rédito ya que finalmente tanto Carlos Sainz como Lando Norris tendrían que regresar a boxes para montar los compuestos de Pirelli diseñados para cuando hay más agua en el asfalto.

Precisamente los dos monoplazas de Woking no lograrían el pasaporte para luchar en la última fase de clasificación por la pole position, decepción en la que estarían acompañados por el otro AlphaTauri superviviente, el de Pierre Gasly, y por los dos Ferrari. Sebastian Vettel estuvo aquí un poco más entonado que su compañero de equipo, Charles Leclerc, el cual se sorprendía cuando después de su último intento, desde la radio le informaban que se habían quedado fuera y que se encontraban a más de seis segundos de la mejor vuelta de Max Verstappen, intocable hasta ese momento en el trazado turco después de haber logrado los tres mejores tiempos en los libres y tras haber cerrado la Q1 y la Q2 también en lo más alto de la clasificación.

Muy discretos durante el fin de semana los McLaren | McLaren

Sin embargo, no sería hoy el holandés de Red Bull Racing el que rompería la racha de Poles del equipo Mercedes-AMG F1, hasta ahora imbatibles en clasificación en este 2020. Sería un Lance Stroll muy cuestionado tras regresar de recuperarse del COVID-19 (en Racing Point sus dos pilotos han sido los únicos de toda la parrilla que lo han tenido oficialmente) el que superaría a Verstappen con un tiempo totalmente estratosférico en su última vuelta de Q3, batiendo incluso a su compañero de equipo, Checo Pérez, que había copado la clasificación durante gran parte de esos 10 minutos definitivo.

De esta forma, nos encontrábamos a los dos Racing Point en las dos primeras líneas de parrilla, acompañados por Max en la segunda plaza y con el otro Red Bull, el de Alexander Albon, cuarto. ¿Dónde estaban los Mercedes? Muy discretos en mojado, Lewis Hamilton únicamente lograba rescatar la quinta posición en parrilla compartiendo línea con Daniel Ricciardo, mientras que Bottas saldrá noveno y tiene cada vez más complicado retrasar el alirón del británico de Mercedes. Sorprendentes los Alfa Romeo, que ocupan la octava plaza con Kimi Räikkkönen y la décima con Giovinazzi, mientras que Esteban Ocon se quedaba con la séptima y Carlos Sainz saldrá 13º.

Max Verstappen era el gran favorito a la pole | Red Bull

Publicidad