Al final, Shinichi Takagi y Nirei Fukuzumi tuvieron que conformarse con la segunda posición. Por delante, Morio Nitta y Sena Sakaguchi lograron su primera victoria del año al volante del Lexus RC F GT3 del equipo K-Tunes. Un adelantamiento tempranero les valió un triunfo histórico al ser Sakaguchi uno de los pocos pilotos que logran ganar el día de su debut en el Super GT. La tercera posición fue para el extraño Toyota Mark X de Shigekazu Wakisaka y Hiroki Yoshida. Quien lo tuvo bastante peor fue Àlex Palou, que tuvo que ver los toros desde la barrera. Al español le habría tocado el segundo turno de pilotar pero la carrera se dio por terminada antes de que le tocara subirse a su McLaren 720S GT3. Su posición final fue décimo noveno. La próxima carrera tendrá lugar en Fuji el día 4 de mayo

Al final, Shinichi Takagi y Nirei Fukuzumi tuvieron que conformarse con la segunda posición. Por delante, Morio Nitta y Sena Sakaguchi lograron su primera victoria del año al volante del Lexus RC F GT3 del equipo K-Tunes. Un adelantamiento tempranero les valió un triunfo histórico al ser Sakaguchi uno de los pocos pilotos que logran ganar el día de su debut en el Super GT. La tercera posición fue para el extraño Toyota Mark X de Shigekazu Wakisaka y Hiroki Yoshida. Quien lo tuvo bastante peor fue Àlex Palou, que tuvo que ver los toros desde la barrera. Al español le habría tocado el segundo turno de pilotar pero la carrera se dio por terminada antes de que le tocara subirse a su McLaren 720S GT3. Su posición final fue décimo noveno. La próxima carrera tendrá lugar en Fuji el día 4 de mayo

Honda gana en el estreno del Super GT entre diluvios y el intento de debut de Àlex Palou

Una carrera interrumpida antes de llegar a su ecuador dejó a Àlex Palou sin llegar a subirse a su nueva montura en la primera cita de su 2019.

Àlex Garcia
 Madrid | 15/04/2019
Alex Palou Super GT 2019 Rd1 Okayama
Alex Palou Super GT 2019 Rd1 Okayama | Alex Palau

La primera carrera de la temporada 2019 del Super GT no habría podido ser más caótica. Después de una jornada del sábado con buen clima, el domingo se levantó con oscuras nubes sobre el circuito de Okayama que acabaron descargando una cantidad exagerada de agua. El resultado final, una carrera interrumpida con tan pocas vueltas recorridas que solo se pudieron dar la mitad de puntos previstos a los participantes. Honda se llevó la victoria en la clase GT500 tras un corto pero intenso duelo con Nissan, mientas en GT300 el triunfo fue para uno de los Lexus. Àlex Palou no pudo subirse al coche al darse por terminada la carrera antes de llegar su turno de pilotar. Su experiencia quedó así limitada a las sesiones de entrenamientos libres y clasificatorios.

Programada a 82 vueltas con un límite de tiempo de 3 horas en total, al final la prueba se dio por terminada tras unos 150 minutos, dos banderas rojas, cuatro periodos de coche de seguridad, 32 vueltas disputadas, 30 válidas y unos 8 giros en bandera verde. Esencialmente, la primera carrera del Super GT 2019 fue la ‘anti-carrera’ en la que los resultados se decidieron con un número mínimo de acciones. Aún así, la carrera no estuvo exenta de polémica y además de varios accidentes a lo largo de la mañana, hubo hasta sanciones de por medio que acabaron jugando un papel crucial a la hora de decidir los resultados.

Okayama 2019 SuperGT Lluvia | GT Association

La clase GT500 comenzó con el Nissan número 23 del equipo NISMO en pole position. Con otro GT-R del Team Impul en segundo puesto, esta marca era la favorita para la carrera aunque pronto llegó la reacción de Honda. El hombre en liderar la carga fue Naoki Yamamoto, campeón en 2018 junto a Jenson Button. La pareja repite este año en el mismo equipo, el Team Kunimitsu. El japonés se situó segundo a las primeras de cambio, tras una bandera verde que solo apareció en la vuelta 4 después de arrancar la carrera tras el coche de seguridad. Yamamoto acabó realizando también el adelantamiento de la carrera al superar por el exterior de la primera curva a Ronnie Quintarelli. Koudai Tsukakoshi acabó siguiendo el mismo camino en el Honda de Real Racing mientras otro compañero de marca hacía lo mismo.

Al final, drama en dos actos protagonizado por Honda al tocarse Tsukakoshi y Yamamoto en la primera curva y acabar este último en la gravilla, causando un nuevo coche de seguridad, el primero ‘culpa’ de los GT500. El Honda Raybrig perdió una vuelta entera y quedó fuera de los puntos, mientras el Honda Keihin recibió una sanción por el toque. Así, la victoria acabó siendo para Tomoki Nojiri y Takuya Izawa en el Honda NSX del equipo ARTA de Aguri Suzuki, el primer japonés en subirse al podio en la Fórmula 1. A su lado, el Nissan oficial de Quintarelli y Matsuda, con Rossiter y Sasaki en tercera posición. De hecho todos los Nissan estuvieron en el top 5, batiendo tanto ellos como los pilotos de Honda a sus rivales de Lexus, que no tuvieron ritmo en ningún momento del fin de semana.

Honda ARTA SuperGT 2019 Okayama | GT Association

En la clase GT300 hubo aún más líos aunque no sanciones. De esta categoría fueron los tres incidentes que trajeron las grandes neutralizaciones de la carrera, destacando en especial el segundo. Varios coches se vieron envueltos en un accidente múltiple en una zona particularmente rápida en la que el agua en suspensión levantada por los coches complicaba la visibilidad hasta puntos muy peligrosos. De esta forma, las posiciones en esta clase tuvieron pocas vueltas para variar puesto que a poco que empezaban las luchas, la carrera volvía a estar neutralizada. En ese sentido, era el día ideal para que ARTA lograra un aplaudido doblete puesto que el Honda NSX GT3 que el equipo tiene en esta categoría partía desde la pole.

Al final, Shinichi Takagi y Nirei Fukuzumi tuvieron que conformarse con la segunda posición. Por delante, Morio Nitta y Sena Sakaguchi lograron su primera victoria del año al volante del Lexus RC F GT3 del equipo K-Tunes. Un adelantamiento tempranero les valió un triunfo histórico al ser Sakaguchi uno de los pocos pilotos que logran ganar el día de su debut en el Super GT. La tercera posición fue para el extraño Toyota Mark X de Shigekazu Wakisaka y Hiroki Yoshida. Quien lo tuvo bastante peor fue Àlex Palou, que tuvo que ver los toros desde la barrera. Al español le habría tocado el segundo turno de pilotar pero la carrera se dio por terminada antes de que le tocara subirse a su McLaren 720S GT3. Su posición final fue décimo noveno. La próxima carrera tendrá lugar en Fuji el día 4 de mayo.

LexusK Tunes Super GT2019 Okayama | GT Association

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.