El Mundial de Rallyes cambiará de tecnología en su próxima generación

El Mundial de Rallyes cambiará de tecnología en su próxima generación

La gran revolución: los World Rally Cars serán híbridos a partir de 2022

El Consejo Mundial del Motor ratificaba la intención de emplear este tipo de tecnología y la novedad de permitir chasis tubulares dentro de tres años.

Iván Fernández
  Madrid | 15/06/2019
Los WRC serán híbridos a partir de 2022
Los WRC serán híbridos a partir de 2022 | M-Sport

Aunque parecía que la tecnología híbrida se había estancado en la competición en ese momento de impasse de la industria en el que todos los fabricantes se habían lanzado a estructurar su hoja de ruta para el próximo lustro, lo cierto es que ha vuelto a surgir como una opción de futuro a medio plazo para gran parte de los campeonatos que no quieren renunciar por completo a los motores de combustión interna. Fórmula 1 y WEC fueron los primeros en adoptar estos sistemas y mientras que en el Gran Circo se han consolidado, en el Mundo de la Resistencia han pasado a un segundo plano después de la gran evasión protagonizada por fabricantes como Nissan, Porsche o Audi durante los últimos cuatro años.

La situación ha cambiado y la corriente de la hibridación se ha extendido como una forma barata y más sencilla para empezar a electrificar la competición. DTM, IMSA, BTCC e incluso la NASCAR se encuentran estudiando cómo introducir este tipo de tecnología en sus próximos reglamentos técnicos, algo que el Mundial de Rallies ya ha confirmado que ocurrirá con la próxima generación de World Rally Cars.

Después de extender el Ciclo de homologación de los actuales WRC hasta finales de 2021 sin mayores cambios normativos, la FIA confirmaba tras la reunión del Consejo Mundial del Motor en París que su decisión para la disciplina pasa por utilizar elementos y software estándar a partir de 2022 para que los World Rally Cars sean híbridos, utilizando el modo 100% eléctrico cuando se encuentren circulando por ciudades y empleando tanto los motores de combustión interna como los eléctricos en los tramos competitivos.

Los coches podrán tener chasis tubulares | Red Bull Content Pool

La decisión llega promovida por el interés de muchos de los fabricantes por encaminarse hacia este futuro y se espera que se dé manga ancha a partir de 2024 para que las marcas y sus departamentos de competición puedan desarrollar algunos de los elementos. Con este movimiento se espera atraer también a nuevas firmas, además de mantener a las actuales, con Citroën, Toyota o Hyundai además de recuperar el equipo totalmente de fábrica de Ford.

Si bien este cambio estaba previsto después de que los equipos oficiales insistieran en estos cambios en la normativa, lo que ha sorprendido ha sido la posibilidad de que la próxima generación de WRC empleen o chasis derivados de la producción como en la actualidad o chasis tubulares, algo que abriría la posibilidad a que las marcas elijan coches de segmentos superiores reescalados para ajustarse a las medidas de los actuales WRC, pertenecientes al Segmento B.

La FIA definirá qué elementos se mantendrán respecto a los coches de serie para establecer similitudes estéticas y que los vehículos sigan siendo identificables incluso en el caso de utilizar siluetas sobre el chasis tubular. Se trata sin duda de uno de los grandes cambios normativos producidos en el Mundial de Rallies. Una gran transición solo comparable con la que se había previsto realizar entre los Grupo B y los Grupos y que finalmente terminaría desembocando en la aparición de los Grupo A. En cuanto a las otras medidas, el WRC tendrá un único suministrado de neumáticos para todos los coches de tracción total entre 2021 y 2024, mientras que el promotor del campeonato, Red Bull, ha renovado con un nuevo acuerdo a largo plazo.

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.