La temporada europea poco a poco ha ido tomando forma, siendo lamentablemente una de las grandes novedades del calendario de 2020 del Mundial de Fórmula 1 la última en caer. El Gran Premio de los Países Bajos, a disputarse en un renovado Circuito de Zandvoort estaba listo para regresar y captar parte de esa peregrinación que cada año hacen los aficionados neerlandeses a Austria para ver competir a su ídolo, Max Verstappen.

Si Moto GP tiene su particular catedral en Assen, Zandvoort se había preparado para ser lo propio en la Fórmula 1, una situación que deberá esperar, al menos hasta 2021, después de que los organizadores del Gran Premio hayan confirmado esta misma mañana que finalmente queda cancelada la carrera de este año, algo que define cada vez más el plan que tienen en Liberty Media y la FIA para empezar la campaña de 2020.

Si bien Austria parece inamovible, a falta de recibir el visto bueno definitivo tras presentar el plan de viabilidad y las soluciones que se tomarán para asegurar el distanciamiento social y que no se produzcan contagios masivos, el Gran Circo ya tiene el OK por parte de los gobiernos británico y español. Ambos anunciaban sus respectivas decisiones de aplicar excepciones o incluso de levantar la cuarentena antes de llegar a las fechas en las que se deberían celebrar ambos Grandes Premios.

Con todo ello, la pista británica debería ocupar el hueco de la tercera ronda, tras las dos carreras en el Red Bull Ring y una en Hungaroring, mientras que en Silverstone debería esperar su turno hasta el 2 y el 9 de agosto para hacer dos carreras a puerta cerrada. Tras ellos, Montmeló esperará al campeonato, el cual debería llegar solo una semana más tarde, concretamente el 16 de agosto, también a puerta cerrada y con una mano tendida por parte de los responsables del circuito para allanar de esta forma las negociaciones para renovar la presencia de la pista catalana en años venideros.

En teoría, Spa-Francorchamps a finales de agosto y Monza a principios de septiembre deberían terminar por completar la gira europea del Mundial de Fórmula 1 antes de viajar hacia el este, a Asia, segunda fase del campeonato antes de América (México, Brasil y Estados Unidos) y el gran final que se espera en Bahréin y Abu Dhabi. Por su parte, y ya de cara a 2021, es previsible que con el actual problema financiero que sufren muchos de los equipos y sin certezas de que haya desarrollada una vacuna para combatir al COVID-19, es de esperar que el programa se vea seriamente reducido más allá de los 22 Grandes Premios que ambicionaba Liberty Media para este año.