Centímetros Cúbicos » Competición

La potencia asciende hasta los 663 CV y tendrá un ‘ventilador’ en la parte trasera

Gordon Murray presenta su T.50, el sucesor espiritual del McLaren F1

¿Qué ocurre cuando unes los dos diseños más conocidos de uno de los más grandes de la industria automotriz? El T.50 de Gordon Murray Automotive tiene la respuesta

McLaren F1

McLaren McLaren F1

Publicidad

Bautizado como el sucesor del McLaren F1, Gordon Murray ya no ha querido mantenernos con la incertidumbre mucho más tiempo hasta revelar finalmente su primer superdeportivo bajo su nueva marca. Se presenta de esta forma el T.50, un deportivo que no oculta de dónde provienen sus genes y que pretende precisamente hacer honor a su antecesor, aunque haciendo algún que otro guiño al camino que ha recorrido el diseñador en su carrera profesional, incluso a su paso por la Fórmula 1.

En su corazón late un motor V12 atmosférico de 3.9 litros, capaz de entregar 663 CV a 11.500 rpm, así como un par motor máximo de 467 Nm a 9.000 rpm y derivado al eje trasero. Su puesta a punto ha sido trabajo de Cosworth, mientras que Xtrac es la que firma la caja de cambios asociada a dicho propulsor, manual de seis velocidades, buscando que de esta forma el conductor se sienta lo más cercano a conducir un monoplaza de los noventa, ayudado en este caso por la disposición central del asiento, tal y como lo hizo el McLaren F1.

T.50, el sucesor espiritual del McLaren F1
T.50, el sucesor espiritual del McLaren F1 | McLaren

Dichas cifras de potencia son aún más sorprendentes cuando hablamos de que el peso total del superdeportivo ideado por Gordon Murray para celebrar sus 50 años de carrera (de ahí lo de T.50) se sitúa en los 986 kilogramos, permitiéndole por tanto tener una relación peso-potencia de 1,41 kg/CV

La estética parece tomar distinta inspiración en otros deportivos. Mientras que el frontal es innegablemente una evolución del empleado por el McLaren F1, en la parte trasera, las ópticas descubiertas en su parte superior parecen haber sido extraídas directamente del Ferrari 458/488, mientras que las salidas de escape tan altas parecen homenajear por completo al McLaren 675 LT. Si todo ello lo aderezamos con el ventilado proveniente del polémico Brabham BT46B, también diseño realizado por Gordon Murray para el equipo de Bernie Ecclestone en la temporada 1978, el resultado es el de esta bestia con estilizadas formas que promete pasar a la historia del automóvil.

McLaren F1
McLaren F1 | McLaren

Precisamente este último elemento será clave en su rendimiento en circuito, ya que ese ventilador de 40 centímetros de diámetro y movido por un motor eléctrico será parte del conjunto aerodinámico del vehículo, el cual ha sido pensado para disponer de efecto suelo y tener unas canalizaciones en la parte inferior que se combinen también en su trabajo con el difusor, aportando una gran carga aerodinámica al vehículo cuando se encuentre circulando a grandes velocidades a pesar de que se ha prescindido de utilizar grandes alerones que mantengan la zaga controlada.

En el interior, parece que se ha viajado en el tiempo y que se ha traído lo mejor del concepto F1 y se le ha actualizado con lo mejor de nuestros días, incluidas las funcionalidades y la conectividad con Android y Apple. Sus dimensiones anunciadas son de 4,35 metros de largo, 1,85 de ancho y 1,16 de alto, lo que se traduce en que es ligeramente más grande que el McLaren F1 con sus 4,29 metros de longitud. Chasis monocascos, suspensión de dobles triángulos y la utilización del motor y la caja de cambios también como parte estructural, solución traída desde el mundo de las carreras.

T.50, el sucesor espiritual del McLaren F1
T.50, el sucesor espiritual del McLaren F1 | McLaren F1

Las llantas forjadas, de aleación de aluminio, tienen unas dimensiones de 19 pulgadas delante y 20 pulgadas en el eje trasero, y abrazadas por unos neumáticos Michelin Pilot Sport 4S de 235/35 R19 y 295/30 R20 respectivamente, mientras que Brembo se ha encargado del apartado de los frenos, con discos carbocerámicos de 370 milímetros y pinzas de seis pistones delante, así como 340 mm y cuatro pistones atrás.

Apenas se fabricarán un centenar de ejemplares de este vehículo y su precio estará a la altura de las dimensiones del proyecto, anunciándose que serán 2,36 millones de libras esterlinas cada unidad y antes de impuestos, algo que al cambio situaría el montante por encima de los 2,6 millones de euros ampliamente. Las primeras entregas a clientes están previstas para el mes de enero de 2022 y también se espera que haya una versión homologada únicamente para circuito de la que se crearán 25 unidades.

Publicidad