La Fórmula 4 española cancela su cita en el Jarama | Jordi Gimeno

El pasado fin de semana, el circuito del Jarama debería haber sido la sede de la segunda cita de la temporada 2018 de la Fórmula 4 española, que inició su andadura a mediados de mayo en Aragón. Allí, se habrían disputado las siguientes tres carreras de una temporada con seis rondas. Desafortunadamente, el calendario pasa de seis a cinco pruebas en todo el año al cancelarse la cita del Jarama, por lo que no hubo actividad en pista más allá de las demás categorías.

El motivo, la siempre preocupante ausencia de una lista de inscritos suficientemente amplia. Si en el Motorland de Aragón ya era triste ver a ocho coches en carrera, en el Jarama habrían sido aún menos. Insuficientes, de hecho, para lo que es una competición nacional de monoplazas. El principal problema fue la coincidencia de los calendarios de la Fórmula 4 española y la Fórmula 4 NEZ auspiciada por el banco ruso SMP, en la que también participa el equipo neerlandés MP Motorsport.

La Fórmula 4 española cancela su cita en el Jarama | Jordi Gimeno

En una situación normal, no debería haber sido un problema grave pero la presencia del mismo equipo en los dos campeonatos se convirtió en un problema al disponer MP Motorsport sólo de tres monoplazas de Fórmula 4 que utiliza tanto en el certamen español como en el noreuropeo. De esta forma y puesto que este último es prioritario para la escuadra, tres coches quedaban automáticamente fuera de inscripción en España.

El sueco Isac Blomqvist fue el mejor piloto de MP Motorsport en Aragón, terminando en segunda posición en las tres carreras disputadas allí. También, tuvo una buena actuación el piloto suizo Patrick Schott, cuarto en dos de las tres carreras, mientras Amaury Cordeel logró subirse al podio en una de ellas. Sin este equipo (el mismo en el que compite Roberto Merhi en la Fórmula 2), la parrilla quedaba automáticamente reducida a cinco coches.

La Fórmula 4 española cancela su cita en el Jarama | Jordi Gimeno

Con un número insuficiente de participantes inscritos para la segunda prueba del año, la Real Federación Española de Automovilismo decidió cancelar la ronda. En su lugar, tanto Blomqvist como Schott estuvieron en el NRING de Bogorodsk. Allí, Blomqvist firmó un nuevo triplete de segundos puestos que le mantiene al frente de la clasificación general, mientras Schott lo pasó algo peor, aunque pudo puntuar en las tres carreras.

De esta forma, el campeonato no consigue quitarse de encima la etiqueta de competición en peligro de extinción y deberá esperar hasta los días 23 y 24 de junio para la disputa de sus siguientes carreras en el Circuit Ricardo Tormo de Cheste con Guillem Pujeu al frente de la general en el único coche de FA Racing. Después del verano, el certamen deberá volver a la acción en Jerez y Almería entre septiembre y noviembre, esperando que la inscripción y los apoyos se mantengan y, quien sabe, poder pensar en 2019.