Centímetros Cúbicos » Competición

Adelanta el parón veraniego a los meses de marzo y abril

La FIA obliga a la Fórmula 1 a tomarse tres semanas de vacaciones

El Mundial de Fórmula 1 todavía no sabe si regresará a la competición a finales de mayo o inicios de junio, pero sí que será obligatorio a cerrar las fábricas 21 días.

Mercedes AMG F1 sigue trabajando en sus factorias

Daimler Mercedes AMG F1 sigue trabajando en sus factorias

Publicidad

Sin motivos para no echar el cierre. La Fórmula 1 regresaba del Gran Premio de Australia con grandes problemas para que muchos de los miembros del paddock llegaran a sus casas, especialmente aquel personal italiano que se ha visto seriamente afectado por la crisis que pasa actualmente el país transalpino, por el momento el área más golpeada por la crisis del COVID-19. Confirmada la evolución favorable del integrante del equipo McLaren y a la espera de conocer cuándo podrá volver a la normalidad el planeta y con él, el mundo del motor, la FIA ha confirmado hoy su intención de que se pueda aprovechar el verano para recuperar ese tiempo perdido.

La Federación Internacional de Automovilismo ha confirmado que el parón habitual de dos semanas que se realiza en los meses de julio y agosto se adelantará en esta ocasión de forma circunstancial a los meses de marzo y abril, en este caso ampliándolo a 21 días. La crisis del Coronavirus ha llevado a tomar esta decisión, la cual ayudará en parte a la Scuderia Ferrari, la cual ya tiene sus plantas de Módena y Maranello cerradas para evitar un contagio masivo. El cambio fue apoyado por unanimidad tanto por el Grupo de Estrategia como por la Comisión de la Fórmula 1.

Ferrari cerró sus puertas hace tres días
Ferrari cerró sus puertas hace tres días | Ferrari

Red Bull Racing ya ha anunciado que su intención será la de parar Milton Keynes el próximo 27 de marzo, entrando a partir de ese momento en un cierre de tres semanas en la que nadie podrá trabajar en la factoría de la escudería de las bebidas energéticas, mientras que en Brackley y Brixworth se sigue trabajando en el coche de este año y en el monoplaza que teóricamente debería debutar en 2021 bajo el nuevo reglamento técnico. Ferrari por su parte lleva desde principios de esta semana, habiendo anunciado en esos momentos que su intención era la de permanecer en dicha situación al menos hasta finales de marzo. Con la nueva medida de la FIA tendrán de margen hasta el inicio de la segunda semana de abril.

Puede no ser el único cambio que decida la Federación en las próximas semanas, especialmente si tenemos en cuenta que se tratará de condensar un calendario de 22 Grandes Premios en apenas seis meses, algo que parece improbable, tanto a nivel logístico como presupuestario. El mínimo que marca el reglamento deportivo es de 8 Grandes Premios, por debajo de esa cifra, no habrá una clasificación general oficial al final del año, o lo que es lo mismo, la temporada 2020 del Mundial de Fórmula 1 no tendría campeón.

Una de las cosas que más preocupan obviamente es la idoneidad o no de implementar finalmente la nueva normativa técnica en 2021. Si lo equipos ya habían pedido en más de una ocasión la opción de retrasarla hasta 2022, ahora este parón, sumado a una segunda mitad del año repleta de carreras, así como todos los inconvenientes que pueda provocar el COVID-19, hacen que quizás esta posibilidad esté más cerca, algo que también podría suceder con la reglamentación Hypercar (Le Mans Hypercar) del Mundial de Resistencia, la cual estaba prevista para después del verano y que cada vez tiene más visos de ser retrasada o incluso transformada por la llegada de las normas finales de los LMDh (Le Mans Daytona hybrid).

Publicidad