Centímetros Cúbicos » Competición

Centímetros Cúbicos

Enviate Hypercar: el prototipo más desquiciado del Pikes Peak 2017

Enviate Hypercar: el prototipo más desquiciado del Pikes Peak 2017

Enviate-Snow-Trek-by-Vibrant-.jpg

Centímetros Cúbicos Enviate Snow Trek by Vibrant

Publicidad

Es sin duda la mayor excentricidad dentro de la categoría Unlimited este año en la Subida a Pikes Peak. Cody Loveland ha decidido regresar a la Subida a Pikes Peak cuatro años después de tener que abandonar la edición de 2013 después de un pavoroso accidente en el que su Honda NSX de la categoría sin límite terminó siendo devorado por las llamas. Sin embargo, el norteamericano, especialista en la preparación del popular deportivo japonés, volverá como preparador y no como piloto. Sin embargo, su creación de este año es posiblemente la más desquiciada de las que han salido de su conocida LoveFab. El Enviate Hypercar es un chasis tubular que según sus creadores es una mezcla de los Grupo C y la Fórmula 1, cuyo objetivo será el de poner contra las cuerdas al gran favorito de 2017, el dos veces ganador de la Carrera hacia las nubes, Romain Dumas, el cual estrena también su nueva Norma MXX RD Limited. El Enviate Hypercar es un trabajo de varios años por parte de Loveland. Con la ayuda del ingeniero francés de Sauber F1 Team (anteriormente trabajó para Pescarolo), Sébastien Lamour, se diseñó la silueta y el resto del kit aerodinámico, aprovechando los ratos libres y siempre en la distancia. Mucho trabajo de CFD para preparar una silueta y unos apéndices que se adapten a la perfección a los 20 kilómetros y 156 curvas que conforman la subida de montaña más famosa del planeta. Un proyectó en el que también ha participado el castellonense Timoteo Briet Blanes.

Enviate-Snow-Trek-by-Vibrant-Performance.jpg
Enviate-Snow-Trek-by-Vibrant-Performance | Centímetros Cúbicos

El propio Lamour reconocía en una entrevista reciente que había tomado muchas ideas de los prototipos Grupo C que asombraron Le Mans en la década de los noventa, especialmente aprovechando que, entre los Unlimited, como su propio nombre indica, tiene cabida hasta el más descabellado de los conceptos. Con la butaca situada en posición central, al igual que RMR PM580-T con el que Rhys Millen trató de batir a Sébastien Loeb en 2013, el centro de gravedad se ha bajado lo máximo posible, instalando un potente motor biturbo de 930 CV justo a espaldas del piloto y consiguiendo una relación peso/potencia muy cercana al 1 kg/CV. Estamos sólo ante el principio, ya que el propio Cody Loveland reconocía que le hubiera gustado desarrollar aún más este prototipo para llevarlo hasta los 2.000 CV de potencia y hacer uso de la tracción total para tratar de domar a esta bestia en su imparable carrera hacia la cumbre, situada a 4.300 metros sobre el nivel del mar. Por el momento será Paul Gerrard el que tome el relevo de Cody al volante del Enviate, el estadounidense es conocido por sus actuaciones como especialista en programas como Top Gear o Cazadores de Mitos.

 

Publicidad