Centímetros Cúbicos » Competición

NOTICIAS | COMPETICIÓN

El Mundial de RallyCross será eléctrico a partir de 2020

El Mundial de RallyCross será eléctrico a partir de 2020. Esto significa que, en dos años, el Campeonato del Mundo pasará a tener una categoría reina de vehículos eléctricos de tracción total y dos motores de 250 kW, uno en cada eje.

mundial-rallycross-fia-electricos-1.jpg

Centímetros Cúbicos mundial-rallycross-fia-electricos (1)

Publicidad

La Federación Internacional de Automovilismo confirmaba a finales de la pasada semana su nuevo proceso de licitación para buscar un nuevo suministrador de baterías. Con el puesto ocupado en la Fórmula E por el departamento de ingeniería de McLaren, el cual se encargará de proveer de dichos sistemas a partir de la quinta temporada del campeonato, la duda estaba en conocer a qué series estaba destinado este nuevo proyecto, algo que quedaba resuelto cuando la FIA confirmaba su intención de establecer una nueva categoría de eléctricos en el Mundial de RallyCross.

Tras cuatro temporadas de vida en la que los grandes protagonistas han sido los Supercars, vehículos con motores 2.0 turbo capaces de entregar 600 CV de potencia y de bajar en el 0 a 100 km/h de los dos segundos, la Federación decidía dar un paso adelante y electrificar el World RX. Esto significa que, en dos años, el Campeonato del Mundo pasará a tener una categoría reina de vehículos eléctricos de tracción total y dos motores de 250 kW, uno en cada eje.

La decisión, tomada con mucha celeridad después del inicio de las conversaciones hace apenas dos años, ha venido influenciada por el gran interés de las marcas por mostrar sus productos eléctricos. Con la mayoría de los fabricantes preparando una ofensiva de vehículos alimentados por baterías o híbridos en sus nuevos planes comerciales, (4 a 5 años vista), el altavoz de un campeonato en plena expansión, en el que el público mayoritario es joven, ha sido demasiado tentador para las nueve marcas que han participado en las conversaciones con la FIA e IMG, promotor del campeonato.

Entre ellas, Volkswagen, Audi, Peugeot o BMW ya han admitido su interés en tomar parte de una competición que se transformará en dos años, pero que al parecer seguirá contando con la categoría actual de Supercars dentro de su fin de semana de carreras.

mundial-rallycross-fia-electricos-2.jpg
mundial-rallycross-fia-electricos (2) | Centímetros Cúbicos

Por ahora, la escasa información que se ha desvelado acerca de estas novedades en el World RX implica la utilización de un monocasco de carbono estándar que estará construido por un único proveedor, compartiendo también todos los coches la jaula de seguridad y el sistema de frenos.

Los equipos podrán utilizar su propio tren de potencia y sus carrocerías en fibra, las cuales serán incluso más anchas y aerodinámicas que las actuales. La temporada 2020 deberá contar con al menos 15 automóviles en competición, facilitándole a su vez a los equipos privados que puedan acceder a este tipo de tecnología, previsiblemente a través de acuerdos con los equipos oficiales para su alquiler o compra.

La decisión tomada por los responsables del Mundial de RallyCross no es pionera. Durante los últimos meses hemos podido ver cómo se han presentado nuevos proyectos de categorías de eléctricos en campeonatos tan prestigiosos como el Mundial de Motociclismo, el cual anunciaba hace un par de semanas la creación de una monomarca de calendario reducido que por el momento ya se ha rumoreado que podría contar con grandes espadas como Nico Terol o Julian Simón.

Mientras que en la Subida a Pikes Peak ya hace tiempo que están establecidos como grandes candidatos a la victoria (este año Volkswagen llevará un prototipo pilotado por Romain Dumas), el clásico Trofeo Andros ha sido el primero en dar un paso que sentará precedentes. Las series sobre hielo y nieve convertirán a finales de esta década su categoría reina en eléctrica, desterrando por completo a los vehículos de combustión interna.

 

Publicidad