Centímetros Cúbicos » Competición

Nasser Al-Attiyah los situaba como opciones seguras junto a Arabia Saudí

Egipto y Jordania podrían completar el tríptico del Rally Dakar 2020

Tras una década disputándose sobre suelo americano, el Rally Dakar parece estar muy cerca de cambiar de continente de cara a la edición de 2020.

Egipto y Jordania podrían completar el tríptico del Rally Dakar 2020

motor.atresmedia.com Egipto y Jordania podrían completar el tríptico del Rally Dakar 2020

Publicidad

Cada vez son más las voces que apuntan a que el Rally Dakar está listo para abandonar el continente americano y trasladarse hacia un terreno sin explorar en el caso de la carrera organizada por Amaury Sport Organisation. “Nuevo” entre comillas, ya que a pesar de que las primeras informaciones apuntaban a un acuerdo con Arabia Saudí, ha entrado en escena la opción de tener en la edición 2020 un tríptico inédito en el que sí haría aparición un país que ya ha tomado parte de la prueba en los años 2000 y 2003, Egipto.

Junto Arabia y Egipto, Jordania sería el tercero en discordia, tres países que devolverían a la carrera a este lado del Atlántico con la opción de explorar nuevos territorios. En plena competición de la primera cita de la Copa del Mundo de Rallies Cross-Country, Nasser Al-Attiyah, líder en casa, el Rally de Qatar, confesaba ante las preguntas de Reinaldo Varela, brasileño ganador del Dakar en UTV en 2018, que serían esos tres países los encargados de acoger el itinerario en enero de 2020, una información que sigue sin estar confirmada por parte de la propia ASO.

Se busca de esta forma que la carrera pase por tres países con fronteras en común, siendo Egipto el único que ya fue protagonista del rally-raid más duro del mundo hace dos décadas, siendo El Cairo el encargado de cerrar la edición del año 2000 con inicio en Dakar, la capital de Senegal. Sería incluso más especial ya que el final se daría al pie de las pirámides de Gizeh, el lugar en el que descansan los faraones.

Precisamente esa, y la de 2003, la cual terminó en Sharm el-Sheij, pasarían a la historia como dos de las tres ediciones de la carrera africana que no terminaron a los pies del Lago Rosa. El Rally Dakar de 1992 sería el precursor, terminando en Ciudad del Cabo. Sería una buena forma de devolver a Egipto a la competición internacional, especialmente desde que la otra gran cita off-road del país, el Rally de los Faraones se dejara de disputar en 2016 por motivos de seguridad. Aunque la situación política sigue sin ser la adecuada en la región ni en Arabia Saudí, el esfuerzo parece dirigirse hacia este lugar.

Publicidad