CON 1.000 CV DE POTENCIA

El deportivo eléctrico más loco del planeta tendrá versión de calle

El McMurtry Speirling es un deportivo eléctrico de bolsillo salido de la mente de exingenieros de la Fórmula 1

McMurtry Speirling

McMurtry Speirling McMurtry Automotive

Publicidad

En 2016, Sir David McMurtry, reclutó a algunos exingenieros del Mundial de Fórmula 1 para comenzar un proyecto de hiperdeportivo eléctrico que fuera capaza de ser una especie de David contra Goliat en cualquier tipo de circuito. Un lustro más tarde, el McMurtry Speirling era toda una realidad, aunque no terminaba de estar completo, por lo que fue en 2022 cuando llegó la versión aún más extrema y eficaz sobre el asfalto.

Quedó más que demostrado este pasado domingo cuando este pequeño matagigantes fue capaz de batir sobradamente el récord de la Subida a Goodwood, el cual estaba establecido desde 1999 por el McLaren MP4/13 de Nick Heidfeld, aunque lo rebajaría el Volkswagen ID R con Romain Dumas al volante 20 años más tarde, estableciendo por primera vez un tiempo por debajo de los 40 segundos.

McMurtry Speirling en Goodwood
McMurtry Speirling en Goodwood | FOS Goodwood

El McMurtry se encargó ayer de reventar el registro por completo, estableciendo una nueva plusmarca oficial en 39,08 segundos en lo que fue una carrera meteórica por parte del expiloto de Fórmula 1, resistencia e IndyCar, Max Chilton, contratado este año por el fabricante para que pudiera lucir al máximo este peculiar concepto de vehículo eléctrico, con unas dimensiones incluso más excepcionales: 3,5 metros de longitud, 1,1 de altura y apenas 1,7 de ancho.

Lo particular de este concepto no se trata únicamente de los 1.000 CV de potencia que generan sus dos motores para apenas una tonelada de peso. Lo realmente curioso está en conocer cómo es capaz de pegarse al asfalto desde parado, consiguiendo una tracción espectacular que le permite completar el 0 a 100 km/h en poco más de un segundo y medio a pesar de ser un coche de propulsión.

Y es que oculto bajo su carrocería nos encontramos con un ventilador de 80 CV de potencia que es capaz de evacuar todo el aire que se encuentra debajo del vehículo y generar de esta forma una gran succión que equivale a una carga aerodinámica de 2.000 kg en vertical… con la salvedad de que al contrario que en otros deportivos, el Spéirling no necesita ir a toda velocidad para lograrlo, sino que ésta ya se encuentra incluso con el automóvil parado.

McMurtry Speirling en la Subida a Goodwood
McMurtry Speirling en la Subida a Goodwood | McMurtry Automotive

Así que se convirtió en todo un espectáculo ver a este fan car dar botes entre bache y bache de la Subida a Goodwood mientras se lanzaba a toda velocidad a completar el recorrido, aprovechando a su vez las contenidas dimensiones para sentirse incluso más cómodo que cualquiera en la estrecha sección de alquitrán serpenteante que se abre camino en los terrenos de Lord March. Si a ello le sumamos su chasis y carrocería de fibra de carbono y las suspensiones activas, no parecía que nadie le pudiera toser este fin de semana.

A los que no les interese demasiado la competición puede que esto se quede en una mera anécdota más, pero sin duda también les gustará saber que hay planes desde McMurtry Automotive de llevar este hiperdeportivo a una versión de calle, e incluso las reservas ya han quedado oficialmente abiertas aprovechando esa exhibición de poderío realizada este fin de semana ante miles de aficionados al automovilismo. Eso sí, los responsables de la marca ya avanzan que apenas se fabricará un puñado de ellos y que si quieres uno tendrás que desembolsar una cifra superior a las siete cifras en libras esterlinas, más de 1,16 millones de euros al cambio actual.

 

Antena 3 » Competición

Publicidad