Centímetros Cúbicos » Competición

Centímetros Cúbicos

Chase for the Cup, o cómo ganar un título perdiéndote media temporada

Chase for the Cup, o cómo ganar un título perdiéndote media temporada

CC-NASCAR-2015-1.jpg

Centímetros Cúbicos NASCAR Kyle Busch 2015 1

Publicidad

Eloy Entrambasaguas | Madrid
| 28.02.2018 09:27
El título es exagerado, el razonamiento no. Este año la NASCAR Sprint Cup Series, la categoría reina de los 'stock cars' estadounidenses ha asistido a la proclamación de Kyle Busch. Busch es uno de los pilotos más versátiles que jamás ha habido en el campeonato, capaz de ganar carreras de las tres categorías (Sprint Cup, Xfinity Series y Trucks) de la NASCAR el mismo fin de semana, pero si por algo pasará a la historia será por haber logrado su primer título en la categoría principal perdiéndose un tercio de las carreras disputadas en 2015. ¿Y eso? Daytona tradicionalmente abre la temporada de carreras en Estados Unidos con más de una semana de actividad en la que tienen lugar las sesiones de clasificación para las 500 millas, carreras clasificatorias, teloneras y por supuesto la joya de la corona, la Daytona 500. Pero este año Busch no llegó a disputar la gran carrera americana: en la primera carrera de la temporada de Xfinity Series, segunda división de la NASCAR, se partió la pierna derecha y el pie izquierdo en un accidente tras liderar gran parte de la prueba.

NASCAR Chase for the Cup 2015 | Centímetros Cúbicos

En un principio la clasificación para la fase final de diez carreras en la que se decide el título, la Chase for the Cup, quedaba reservada a quienes disputan toda la temporada. Este sistema se implementó en 2004 y ha ido variando hasta convertirlo en unos auténticos play-offs por el título. Para jugarte el campeonato en esta fase basta con ganar alguna carrera y tras recibir un visto bueno excepcional de la NASCAR dado que era obvio que Kyle Busch no se perdería carreras por gusto, el piloto de Las Vegas se centró en volver lo antes posible con el objetivo de clasificarse y no perder el tren de la lucha por el campeonato... aún sin saber si podría volver a caminar correctamente. Once carreras se perdió entre tanto y su regreso fue discreto... hasta que a la quinta carrera empezó una racha alucinante: cuatro victorias en cinco carreras. Se metía por méritos propios en la Chase for the Cup, con tantos triunfos como el campeonísimo Jimmie Johnson (seis anillos) y Matt Kenseth.

NASCAR Kyle Busch 2015 2 | Centímetros Cúbicos

No volvió a ganar en los tres meses siguientes, pero cinco Top 5 le permitieron ir pasando rondas cómodamente en la Chase for the Cup al tiempo que caían grandes nombres como Johnson, el favorito del público Earnhardt Jr. o Joey Logano, ganador de seis carreras este año, tres de ellas en la ronda final. Pese a perderse un tercio de la temporada, estaba clasificado para la final de Homestead, jugándose el título con Kevin Harvick, Martin Truex Jr. y una leyenda como Jeff Gordon en su última carrera. Y Kyle Busch no falló. Ganó a lo grande, batiéndose en duelo hasta el último momento con Harvick y llevándose el triunfo para que el piloto de los M&M's (patrocinador de su coche en Sprint Cup) conquistara su primer campeonato antes de volver a tener que pasar por el quirófano. Para un aficionado europeo es incomprensible que alguien pueda proclamarse campeón perdiéndose tantas carreras, pero el mérito es indudable.

Publicidad