Desde que se anunciara que Sebastian Vettel y la Scuderia Ferrari iban a terminar su relación a finales de esta misma temporada 2020, un nombre se situó al frente de las posibilidades para sustituir al piloto germano. Carlos Sainz pasaba de ser un fuerte rumor a una opción más que probable, algo que ha quedado confirmado este mismo jueves 14 de mayo cuando la escudería italiana confirmaba en un comunicado oficial el fichaje del madrileño para las dos próximas campañas 2021-22.

Se completará así la alineación más joven que el fabricante transalpino ha utilizado en los últimos 50 años, buscando que “la capacidad técnica y los atributos correctos para hacer que se adapte perfectamente a nuestra familia” y conseguir así que junto a Charles Leclerc, recientemente renovado como piloto Ferrari hasta finales de 2024, les ayude a regresar a los títulos, algo que no consiguen desde hace más de una década. Por su parte, Sainz tendrán todavía por delante un año con McLaren-Renault en el que deberá refrendar la buena imagen y crecimiento demostrados en 2019, ahora con el peso extra de que todas las miradas estarán sobre él, sabedores de que será el próximo piloto de la Scuderia Ferrari.

El hijo del tres veces ganador del Dakar y bicampeón Mundial de Rallies lo reconocía en sus primeras palabras después de conocerse su fichaje por Ferrari: “Estoy muy contento de conducir para la Scuderia Ferrari en 2021 y estoy entusiasmado con mi futuro con el equipo. Todavía tengo un año importante por delante con McLaren Racing y tengo muchas ganas de volver a competir con ellos esta temporada”.

Sainz sigue de esta forma un camino idéntico al que llevó a Fernando Alonso a Ferrari en 2020, pasando por Faenza, sede de Minardi y que ahora es la base de operaciones del equipo AlphaTauri, antes conocido como Scuderia Toro Rosso. Después partiría a Renault y McLaren, antes de vestir de rojo como miembro del equipo con más historia del campeonato del Mundo de Fórmula 1. Con 25 años y más de 100 Grandes Premios a sus espaldas, Carlos no tiene los dos títulos intercontinentales que sí lucía el asturiano a su llegada a Maranello, pero es perfectamente consciente de lo que significará pilotar para ellos y la presión que supone además la larga sequía de títulos que actualmente sufre la escudería.

Mattia Binotto, Director del Equipo Ferrari apuntaba en el comunicado oficial: “Me complace anunciar que Carlos se unirá a la Scuderia Ferrari a partir del campeonato 2021. Con cinco temporadas a sus espaldas, Carlos ha demostrado ser muy talentoso y que tiene la capacidad técnica y los atributos correctos para hacer que se adapte perfectamente a nuestra familia. Nos hemos embarcado en un nuevo ciclo con el objetivo de volver a la cima en la Fórmula 1. Será un largo viaje, no sin sus dificultades, especialmente dada la actual situación financiera y reglamentaria, que está experimentando un cambio repentino y requerirá que este desafío se aborde de una manera diferente al pasado reciente. Creemos que una alineación que combine con el talento y la personalidad de Charles y Carlos, el más joven en los últimos cincuenta años de la Scuderia, será la mejor combinación posible para ayudarnos a alcanzar los objetivos que nos hemos fijado".