La temporada 2019-20 del Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) arranca este fin de semana en Silverstone y lo hace por segunda vez a caballo entre dos años, siendo esta la primera que el certamen comienza en verano, además de volver a una sola edición de las 24 horas de Le Mans por calendario. El WEC arranca también su era ‘post-Alonso’ tras la marcha del asturiano después de haber cumplido todos sus objetivos en la súper temporada 2018-19. Llega también el momento de darles a los LMP1 su gira de despedida puesto que la próxima temporada la categoría reina del mundo de la resistencia pasará a ser la de los nuevos “Hypercars”. Estamos ante una temporada, por lo tanto, que es tanto de transición como de inicio de una nueva era.

Lo más evidente a la hora de revisar las novedades del WEC 2019-20 es el cambio de formato de algunas carreras, comenzando por las 4 horas de Silverstone de este mismo fin de semana. La carrera será un 33% más corta que el año pasado, asegurándose que todo su desarrollo es mucho más al ‘sprint’. Después, el campeonato se dirigirá a Fuji para las 6 horas en octubre, antes de disputar las 4 horas de Shanghái en noviembre y las 8 horas de Bahréin en diciembre para cerrar la primera mitad de temporada. La segunda arrancará con las 6 horas de São Paulo en Interlagos en febrero, seguirá con las 1000 millas de Sebring en marzo y las 6 horas de Spa-Francorchamps en abril, antes de acabar con las 24 horas de Le Mans en junio.

Toyota Prólogo 2019 Barcelona | Toyota

Pero debajo de la superficie, el WEC tiene también algunos cambios importantes esta temporada, comenzando por el polémico lastre por resultados. En la clase LMP1, se aplicará ciertos valores de 'handicap' a los coches con más éxitos, mientras la clase LMGTE Am añadirá peso a los coches con mejores resultados. Eso sí, la gran final en Le Mans reiniciará estos valores a cero para que no haya especulación. Aún así, el 'Equivalence of Technology' y el 'Balance of Performance' seguirán estando presentes para garantizar la igualdad en competición. Finalmente, esta temporada estará prohibido repostar y cambiar neumáticos en la misma parada, lo que se espera que ayude a los LMP1 privados a acercarse a los todopoderosos LMP1 híbridos de Toyota.

Precisamente Toyota va a ser la gran favorita para llevarse los títulos y la victoria en Le Mans una vez más este año. El fabricante japonés trajo a Brendon Hartley para reemplazar a Fernando Alonso pero mantiene a los otros cinco pilotos en los mismos coches que la pasada temporada. Los TS050 han recibido las que deberían ser sus últimas evoluciones, centradas sobre todo en la aerodinámica delantera para optimizar rendimiento y consumo. A pesar de todo, los rivales que tendrán deberían ser pocos. En Silverstone, Rebellion Racing se compromete a poner a dos coches en pista... pero su segunda unidad no está ni mucho menos confirmada o garantizada para las demás pruebas. Finalmente, el Team LNT se encargará de poner a los Ginetta en pista tras su desastroso debut la pasada temporada. Su rendimiento es una incógnita aunque es razonable esperar que sean los LMP1 más lentos.

No habrá más LMP1 en pista, ya que ByKolles deja de competir para preparar un coche para la temporada 2020-21 y tanto SMP como Dragonspeed dejaron la categoría. Algo parecido sucede en la clase LMGTE Pro, donde la marcha de BMW y Ford reducen de forma importante las opciones de grandes peleas. De esta forma, solo seis coches tomarán parte en la clase profesional de los GT's, entre los que habrá presencia española gracias a un Miguel Molina que finalmente pasa a estar en uno de los coches oficiales de Ferrari y AF Corse: el número 71 junto a Davide Rigon. Eso hace que los grandes puntos de interés del WEC tengan que estar en LMP2 y en LMGTE Am, donde habrá por lo menos en Silverstone habrá ocho y once participantes respectivamente.

Ferrari Prólogo 2019 Barcelona | Ferrari

En LMP2, la igualdad vista en años recientes será imperante, sobre todo al no haber ningún equipo con más de un coche. Entre los favoritos tendrán que estar United Autosports, Jackie Chan DC Racing y Signatech Alpine. Pero sin duda, uno de los puntos de interés para los aficionados españoles tiene que ser el de High Class Racing, un equipo danés cuya base está en las inmediaciones del Circuit de Barcelona-Catalunya. Esta estructura cuenta con una gran mayoría de mecánicos e ingenieros españoles, lo que hace que este sea básicamente un equipo español con bandera danesa. Este año, sus pilotos serán Anders Fjordbach, Mark Patterson y Kenta Yamashita, que llega por orden de Toyota para prepararse para un futuro en uno de los Hypercars.

La clase menor es irónicamente la que mayores luchas suele tener en el WEC, con una mezcla de equipos oficiales y estructuras privadas que suele dar como resultado una igualdad extrema. Al igual que en la clase de los GT's oficiales, las marcas participantes son solo tres (Ferrari, Porsche y Aston Martin) pero la variedad de estructuras debería ofrecer un buen espectáculo. Como curiosidad, el alemán Christian Ried, piloto de Dempsey-Proton Racing en esta categoría LMGTE Am, es el único piloto en haber disputado todas y cada una de las carreras (58) de la nueva era del WEC que empezó con las 12 horas de Sebring de 2012. Ningún otro participante ha estado en todas las competiciones, por lo que su registro es inédito.

High Class Prólogo 2019 Barcelona | High Class Racing