Centímetros Cúbicos » Competición

De forma parecida a la IndyCar en Estados Unidos, Australia vivió una época con doble ración de Bathurst 1000.

Australia y la división de las dos Bathurst 1000

En 1997 y 1998, la Bathurst 1000 tuvo dos carreras anuales, apoyadas por distintos organismos, con resultados muy dispares.

Salida Bathurst 1998

Agencias Salida Bathurst 1998

Publicidad

Con una historia que se remonta a la Armstrong 500, primero en Phillip Island y luego ya en Mount Panorama como una cita de 500 millas, la Bathurst 1000 es la carrera de automovilismo más importante de Australia. Desde 1973, se ha disputado de forma ininterrumpida una vez al año hasta nuestros días… excepto que esto no es estrictamente cierto. En las temporadas de 1997 y 1998, la Bathurst 1000 se desdobló y tuvo dos carreras por año, apoyadas por facciones distintas y con tipos de coche distinto.

Los resultados serían también muy distintos y ante el fracaso de uno de los lados de esta ‘contienda’, se acabaría imponiendo la carrera puramente australiana. La división comenzó ya en 1996, cuanto el TEGA (Grupo de Participantes de Turismos de Australia, por sus siglas en inglés) firmó un contrato con Mark McCormack y su International Management Group para que se encargará de la gestión de imagen del Campeonato Australiano de Turismos, renombrado como V8 Supercars.

El TEGA tenía los derechos de marketing del campeonato desde 1994, con lo que el movimiento era legítimo. El problema vino cuando la nueva compañía (AVESCO) firmó un contrato con la televisión Network Ten para cubrir el campeonato. Ningún problema, excepto que la Bathurst 1000 estaba organizada y promovida por un consorcio que incluía a Channel 7. Desde la primera edición de la carrera en 1963, Channel 7 había sido la encargada de televisar la carrera y tenía un contrato que iba más allá del 2000.

Brock Skaife 1997
Brock Skaife 1997 | Agencias

Sin opción para que ninguna de las partes se echara atrás, AVESCO vio una posible salida pidiendo al circuito que organizara una carrera que ellos pudieran televisar. De esta forma, los V8 Supercars se quedaban sin participar en Bathurst, para decepción de pilotos y organizadores. Al final, TOCA Australia recibió la invitación para quedarse con la vacante y organizó una carrera para coches de Super Touring de 2.000 centímetros cúbicos. Entre los participantes, muchos pilotos y equipos del BTCC junto a varios habituales australianos.

La primera edición “británica” de la Bathurst 1000 la ganaron inicialmente Paul Morris y Craig Baird en un BMW 320i, aunque luego fueron descalificados por exceso de tiempo consecutivo de Baird en el coche. De esta forma, la victoria acabó en manos de David y Geoff Brabham con otro BMW del equipo australiano. Mientras tanto, los V8 Supercars corrieron dos semanas después en su llamada “1000 Classic”. Larry Perkins y Russell Ingall ganaron de nuevo tras haberlo hecho en 1995, batiendo a Jim y Steven Richards (padre e hijo) a bordo de un Holden VS Commodore.

Perkins Ingall 1997
Perkins Ingall 1997 | Agencias

Como referencia, el Holden completó las 161 vueltas de carrera en veinte minutos menos que el BMW ganador entre los Super Touring, tendencia que se mantendría en 1998 aunque con ‘solo’ doce minutos de ventaja para los V8 Supercars. Este segundo año de división tuvo como ganadores en la carrera se los Super Tourings a Rickard Rydell y Jim Richards en un Volvo S40 de Tom Walkinshaw Racing. Con pocos coches inscritos inicialmente, se decidió permitir a los coches del Campeonato Neozelandés de Turismos; coches de Schedule S y Grupo E.

Mientras tanto, los V8 Supercars seguían teniendo una carrera más 'saludable'. Curiosamente, la de 1998 la ganó Steven Richards, compartiendo un Ford EL Falcon con Jason Bright. Tuvieron que imponerse a un fuerte accidente que requirió complicadas reparaciones entre los entrenamientos y la carrera. Durante aquellos dos años, ambas carreras afirmaron ser la ‘legítima’. Mientras los V8 Supercars afirmaban que el hecho de ser la categoría nacional apoyaba su causa, los Super Touring se basaban en competir en la fecha tradicional.

En los libros de historia, las cuatro carreras son consideradas como legítimas, cerrando el debate. También en los libros quedó la dualidad, que desapareció de cara a 1999 con el inicio de la era de los V8 Supercars y su retorno al campeonato, de donde ya no se ha ido. La desaparición de los Super Touring permitió que los V8 Supercars y IMG se encargaran de la promoción y la organización de la marca 'Bathurst 1000', además de la carrera. De esta forma, se volvió a una normalidad que jamás debió haberse interrumpido...

Gardner Stokell 1998
Gardner Stokell 1998 | Agencias

Publicidad