Cuatro meses atrás, Audi Sport presentaba el carreras-cliente más potente de su historia con forma de Audi R8 LMS GT2 con el doble objetivo de convertirse en un vehículo de competición y de paso en ser el arma perfecta para los trackdays en el caso de los bolsillos más pudientes. Ahora le toca el turno a la variante GT4, la cual se actualiza para equipar algunos elementos desarrollados específicamente para su hermano mayor y la estética del modelo de calle, el RWS con 'todo atrás'.

Si bien no está previsto por el momento que haya una actualización del Audi RS 3 LMS TCR, Audi Sport ha prestado especial empeño en la renovación de todo lo relacionado con su deportivo, por lo que las distintas variantes de competición han ido actualizando su imagen. El Audi R8 LMS GT4 ha sido el último en estrenarla, manteniendo en este caso el apartado mecánico, empleando el ya conocido motor V10 de 5.2 litros que es capaz de entregar hasta 495 CV.

Audi R8 LMS GT4 | Audi

No ha habido cambio en las características del propulsor, pero sí que se han actualizado distintos elementos para hacerlo no solo más competitivo, sino también poder ser conducido por una gama más amplia de pilotos, teniendo en cuenta que la categoría GT4, con hasta 11 fabricantes con modelos homologados, es actualmente un lugar en el que se dan cita una gran variedad de competidores. Es por ello que se han hecho más configurables tanto el control de tracción como el ABS, con ocho modos distintos seleccionables a través del volante, precisamente uno de los elementos que ha sido heredado del GT2.

Ensamblado en la línea de montaje de Böllinger Höfe, en Neckarsulm, el GT4 tiene según sus responsables hasta un 60% de piezas de la versión de calle, por lo que estamos hablando de una de las formas de competir en la actualidad con el Audi R8 V10 RWS. En cuanto al kit de carrocería y aerodinámica, se introduce el nuevo splitter derivado del GT2, modificaciones en los pasos de rueda traseros y cambios en el difusor, más elevado con el objetivo de mejorar la dinámica de conducción y la tracción en el eje posterior.