Centímetros Cúbicos » Competición

La reglamentación tan solo cuenta con la presencia ya confirmada de Toyota

Aston Martin detiene su asalto a Le Mans y deja a los Hypercars en la cuerda floja

Tras los cambios en el proyecto de Peugeot Sport y el anuncio de que Aston Martin no competirá con su Valkyrie, el reglamento del Mundial de Resistencia está en peligro.

Aston Martin Valkyrie Hypercar

Aston Martin Aston Martin Valkyrie Hypercar

Publicidad

El Mundial de Resistencia no pasa por horas fáciles. Después de que la llegada del reglamento Hypercar supusiera un soplo de aire fresco para la competición, con la confirmación de que Aston Martin y Peugeot llegarían en los próximos años para competir junto a Toyota GAZOO Racing con vehículos directamente derivados o basados en superdeportivos de calle, el campeonato poco a poco se va haciendo a la idea de que habrá que modificar el rumbo después de la sacudida que ha supuesto la llegada del reglamento LMDh y las noticias de las últimas horas.

Peugeot Sport sería la primera en dar un vuelco en el corazón a los responsables del ACO y la FIA. Rebellion Racing, su socio de confianza en el desarrollo de su Hypercar, anunciaba de forma repentina su decisión de abandonar el automovilismo por completo, algo que dejaba en la estacada a la firma del león, la cual movía ficha rápidamente y se hacía con los servicios de Ligier para que le ayudara a desarrollar la parte aerodinámica.

Sin embargo, la situación de los de Sochaux había cambiado. Aprovechando esta alteración en el plan inicial, Peugeot decidía cerrar filas y reevaluar las posibilidades. En el horizonte había surgido la opción de la normativa LMDh creada en conjunto por los norteamericanos del IMSA y la parte europea del WEC/FIA para que así los prototipos pudieran competir frente a los Hypercars a los dos lados del charco.

Toyota GR Sport Hypercar | Toyota

Una reglamentación mucho más económica que la del Mundial de Resistencia y con más posibilidades, algo que atrajo la atención de la firma francesa, decidiendo paralizar por el momento el proyecto hasta que se desvelaran los planes definitivos en el Circuito de Sebring, del 18 al 21 de marzo. En boca del responsable de PSA Motorsport, Jean-Marc Finot: "Actualmente nuestro proyecto está orientado hacia el Hypercar, pero estamos viendo que un LMDh podría ser más interesante".

Los Le Mans Daytona Hybrid (en siglas LMDh) lo que pretenden es crear una evolución de lo que conocíamos hasta ahora como DPi o los Daytona Prototype. Se pretenden emplear muchas piezas estándar, entre las que se encuentran el propio sistema híbrido que entregaría la potencia en el eje trasero o el propio chasis, derivado en este caso de los LMP2. Frenos y suspensión también podrían estandarizarse, por lo que se hablaba de que el precio total de cada prototipo, con silueta tomada de los vehículos de calle, sería incluso inferior a lo que en la actualidad es un GTE/GTLM, categoría en la que compiten los Ferrari 488, Porsche 911 RSR, Aston Martin Vantage, Ford GT, BMW M8 o Corvette C8.R.

Peugeot L750 R Hybrid Vision Gran Turismo | Peugeot

Posiblemente el golpe de gracia para la reglamentación Hypercar haya llegado solo unas horas más tarde, cuando Aston Martin Lagonda lanzaba un comunicado esta misma mañana en el que anunciaba lo evidente: con la llegada de Lawrence Stroll y la confirmación de que Aston Martin estará en Fórmula 1 en 2021, el resto de programas deportivos sería reevaluado. Esto significaba que, si bien el Aston Martin Valkyrie de calle seguiría adelante y se entregarían las primeras unidades de su versión convencional a finales de año, y de la AMR Pro ya en 2021, la variante de competición pasaba a estar en pausa, cancelando su presencia en el WEC 2020-21 y por tanto, confirmado que no competirán en las 24 Horas de Le Mans el próximo año.

El presidente y CEO del Grupo Aston Martin Lagonda, Andy Palmer: "La ambición de Aston Martin de competir por la victoria general en las 24 Horas de Le Mans sigue sin disminuir, pero es correcto que reevaluamos nuestra posición a la luz de un cambio significativo en el paisaje que no se anticipó cuando nos comprometimos el año pasado".

Dos de los rivales de Toyota GAZOO Racing se habían echado atrás, por lo que el fabricante nipón se encuentra actualmente con un Hypercar en desarrollo sobre la base de su GR Super Sport Concept y con la incertidumbre de saber si ByKolles y la Scuderia Cameron Glickenhaus pueden llegar finalmente a tiempo. El guante está en el tejado de FIA y ACO, la cual deberá valorar si finalmente adopta por completo la normativa LMDh y se permite a Toyota amoldarse a la misma a pesar de contar con su propio chasis, algo que por ejemplo también está pidiendo Ferrari. Las próximas semanas resultarán clave para el campeonato, con las nuevas reglas del IMSA despertando mucho interés y con la sensación recurrente de que las normas Hypercars están en peligro de muerte cuando apenas queda medio año para el que debería ser su debut.

Publicidad