Centímetros Cúbicos » Competición

Colores conocidos con nuevos detalles para el monoplaza que Alfa Romeo utilizará en la temporada 2020 de Fórmula 1

Alfa Romeo presenta la decoración final de su nuevo C39

Kimi Räikkönen y Antonio Giovinazzi acompañaron al Alfa Romeo C39 en su presentación en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Nuevo Alfa Romeo para la temporada 2020 de Fórmula 1

Alfa Romeo Racing Nuevo Alfa Romeo para la temporada 2020 de Fórmula 1

Publicidad

Oficialmente, Alfa Romeo fue el último equipo en presentar su monoplaza para la temporada 2020 de Fórmula 1, aunque a efectos prácticos lo que presentó Renault era prácticamente inexistente y en pista salió con un monoplaza completamente negro. De esta manera y teniendo en cuenta que la presentación de Haas era con un coche ya conocido, el protagonismo de la mañana del primer día de test de pretemporada fue todo para Alfa Romeo con su nuevo C39.

En realidad, el Alfa Romeo que el equipo de Hinwil usará este año se había mostrado ya en algunas fotos de su ‘shakedown’ en el circuito de Fiorano aunque con una decoración a medio camino entre arte y camuflaje. El día 19 de febrero, por lo tanto, los pilotos titulares y reserva del equipo destaparon un conocido y a la vez renovado Alfa Romeo tanto a nivel aerodinámico como en lo que se refiere a los colores que decoran su carrocería.

Las formas del Alfa Romeo C39 siguen el concepto marcado por una Scuderia Ferrari que se resiste a emplear los frontales estrechos que se han convertido en la moda de este 2020. Así, Alfa Romeo sigue el mismo ideario y es uno de los pocos monoplazas que mantiene un frontal más ancho. Por lo demás, pocas sorpresas en un coche algo que a pesar de todo está bastante más pulido que el que el equipo empleó en la pasada temporada. El objetivo, sacar mejor partido del coche.

En lo referente a los colores, se han mantenido el blanco y el rojo como puntos focales de protagonismo aunque con algunas diferencias. Mientras el capó motor sigue siendo rojo y la mayor parte del coche no deja el blanco, los dos colores están mejor integrados gracias a un frontal con mayor protagonismo de un rojo que evoca la historia de Alfa Romeo pero también la tradicional imagen de los coches de carreras italianos. El diseño lateral es también algo más moderno para una imagen más actual.

La pasada temporada fue para Alfa Romeo de más a menos con un gran arranque por parte de un Kimi Räikkönen que se abonó al top 10 y un final bastante más mediocre con pocas apariciones en los puntos. El objetivo deportivo tiene que ser el de mejorar su posición final y aunque estar entre los cinco primeros en el Campeonato de Constructores parece estar fuera de su alcance, una sexta posición final y una mayor presencia entre los diez primeros en carrera tiene que ser razonable.

Publicidad