El pasado fin de semana se disputó en el Circuit de Barcelona-Catalunya la última cita de la temporada 2019 de las Blancpain GT Series y de su sub-certamen de resistencia, la Blancpain GT Series Endurance Cup. En una cita de 3 horas dentro del Festival de la Velocidad de Barcelona-Legado María de Villota, los pilotos españoles fueron protagonistas en muchos sentidos aunque nadie tanto como Albert Costa. El catalán, que no tenía previsto competir, se encontró de golpe y porrazo en uno de los coches que peleaba por el título y tras una gran actuación logró compartir el peldaño más alto del podio junto a Marco Mapelli y Andrea Caldarelli. Gracias a esta victoria en la que Costa tuvo una contribución vital, los italianos se hicieron con los títulos de la Endurance Cup y de las Blancpain GT Series.

Costa compite esta temporada en el GT Open, donde es líder y apunta al título en un Lamborghini del equipo de Emil Frey y tras un buen fin de semana pocos días antes en 'su' campeonato, el pasado jueves le llegó la llamada por parte de la marca italiana para que se subiera al coche de FFF Racing Team que peleaba por el título en lugar de un Dennis Lind que no pudo competir por motivos de salud. El aviso llegó un solo día antes de empezar a roda. El motivo era evidente; el equipo se encontraba en medio de la pelea por el título y necesitaba a un piloto que pudiera rendir. Habiendo pilotado un Lamborghini Huracan GT3 días antes en el mismo circuito, Costa era la mejor elección. Dicho y hecho, encajó a las mil maravillas en el equipo y les ayudó a llegar hasta la victoria. Menos fortuna tuvieron otros pilotos como Andy Soucek o Miguel Molina, que optaba a ser campeón.

Miguel Molina Ferrari Blancpain 2019 | JordiGimeno

La carrera comenzó de la forma más espectacular posible con un Costa que arrancando desde la tercera posición subió hasta el liderato adelantando a los dos coches que tenía por delante por el césped aunque dirección de carrera le instruyó a que las devolviera al haber llegado a estar con las cuatro ruedas fuera de la pista. Tras la primera vuelta llegó ya una primera neutralización por incidentes ocurridos más atrás entre los que se vio envuelto el Ferrari número 72 de Davide Rigon, Mikhail Aleshin y Miguel Molina con un pinchazo. Con 22 puntos de ventaja, les valía con ser octavos o simplemente que ninguno de sus dos rivales ganara. El primer elemento no llegó a cumplirse y a pesar del esfuerzo del equipo, un toque de Molina con el Bentley número 108 de Soucek les valió un 'drive through', dejando al Ferrari sin opciones.

La carrera parecía desarrollarse a favor del Mercedes número 4 de Maro Engel, Luca Stolz y Yelmer Buurman, aunque una buena estrategia y la fortuna de un segundo coche de seguridad que cortó la ventaja de los líderes hizo que el Lamborghini número 563 se acercara a la cabeza antes de acabar tomando el liderato gracias a un espectacular adelantamiento de Mapelli. El ritmo del italiano era superior y parecía que lo tenía todo hecho cuando un último coche de seguridad redujo de nuevo las distancias a falta de cuadro minutos para el final. Aún así, en la resalida el Lamborghini de FFF Racing Team no tuvo rival y se llevó la victoria en Barcelona pero también los títulos de resistencia y global de las Blancpain en Europa, que se añaden al título del certamen 'sprint'. Por detrás, drama con los toques entre el Mercedes número 4 y el Audi número 2, lo que permitió que el Aston Martin número 76 de Jake Dennis, Alex Lynn y Marvin Mirchhöfer fuera segundo. La tercera posición fue para el Bentley número 107 de Jules Gounon, Jordan Pepper y Steven Kane. Àlex Riberas fue vigésimo quinto en el Audi número 2 mientras Andy Soucek fue vigésimo noveno en el Bentley número 108. Toni Forné fue vigéismo primero en la general y primer clasificado de la clase Am.

Andy Soucek Bentley Blancpain 2019 | JordiGimeno

El éxito de Lamborghini es remarcable por varios motivos, empezando por el hecho de ser el quinto ganador distinto en cinco carreras de la Endurance Cup, lo cual dice mucho a favor de un campeonato con muchísima igualdad que ha estado creciendo cada vez más a lo largo de los últimos años. Pero quizás es más importante incluso el hecho de ver como esta escuadra china participó por primera vez en competiciones europeas esta temporada, demostrando que incluso un equipo nuevo puede obtener grandes resultados con el coche adecuado y la preparación necesaria. El Lamborghini Huracan GT3 está funcionando a las mil maravillas en varias competiciones y ello le ha permitido estar arriba también en las Blancpain, donde el siempre controvertido "Balance of Performance" busca asegurar que ningún coche es mucho más competitivo que los demás.

La próxima temporada mantiene la mayoría de citas importantes en los calendarios de la Blancpain GT Series Europa para 2020. Uno de los cambios será el que vivirá la cita del Circuit de Barcelona-Catalunya que ya debería haber experimentado este año -así estaba previsto inicialmente-. Aunque este año la ronda española fue una carrera de resistencia de tres horas, en 2020 Montmeló será el escenario de la última ronda de la Blancpain GT World Challenge Europe... en otras palabras, el campeonato al 'sprint' dentro del 'mundillo' Blancpain con dos carreras cortas por fin de semana. Como siempre, los pilotos españoles buscarán tener protagonismo, esperando para ver qué equipos competitivos se mantienen en la temporada 2020.

Podio Blancpain Barcelona 2019 | JordiGimeno