La Lotería de Navidad tiene su propia jerga, la que controlan los loteros pero que no llegan a entender del todo los jugadores del sorteo. Al menos no todos los términos, pues los más sonados siempre se conocen. Y de sobra. Ese es el caso de El Gordo, el primer premio del sorteo que reparte 400.000 euros el décimo y que, cada 22 de diciembre, se convierte en el centro de atención.

Al igual que las bolas, las de los números - numeradas del 00.000 al 99.999 - y las de los premios - un total de 15.304 son los que se reparten este año. De hecho, Loterías y Apuestas del Estado sortea 112 millones de euros más este año que el pasado - un total de 2.520 millones de euros en premios - porque ha aumentado el número de series de 172 a 180. Por lo tanto, al aumentar la emisión aumenta también el dinero que se dedica a los premios (el 70% de lo que se recauda): 2.520 millones de euros (el año pasado fueron 2.408 millones de euros).

Dicho esto, pasemos a definir los tecnicismos del sorteo de la Lotería de Navidad.

Décimo, billete, serie y número

El décimo es el boleto con el que se juega a la Lotería de Navidad. Su precio es de 20 euros y es lo mínimo que se puede jugar en el sorteo - aunque siempre puedes compartirlo con alguien o adquirir una participación-. Como su nombre indica, un décimo es una décima parte de un billete. Es decir, cuando compras un décimo te haces con una décima parte de un billete.

¿Y qué es un billete? Es el nombre que recibe el conjunto de diez décimos que comparten una misma serie y un mismo número. Teniendo en cuenta que el precio del décimo son 20 euros, el del billete hay que multiplicarlo por diez, dado que son la suma de los diez décimos con la misma serie y número: 200 euros.

Es por esto que, cada año, hay varios agraciados con el número de El Gordo. Por ejemplo, el primer premio el año pasado tocó en el 86.148 y estuvo bastante repartido, pues cinco administraciones - Estación de Atocha (Zona AVE), en Madrid; Centro Comercial El Mirador, en Las Palmas de Gran Canaria; Calle Cervantes 5, en Santoña; Calle Angustias 1, en Ayamonte y Calle Toledo 143, en Madrid - vendieron algún décimo de este billete.

En el caso del sorteo de este año, hay un total de 180 series para cada uno de los 100.000 números. En otras palabras: de cada número hay disponibles 180 billetes (mismo número y serie). Por otro lado, el número es la cifra que sale del primer bombo, en el que se introducen 100.000 números.

Los elementos del sorteo: tolva, trompeta y lira

Y son precisamente estos dos bombos los protagonistas del sorteo. Tal y como se percibe desde la televisión, hay uno más grande y otro más pequeño. El de mayor tamaño corresponde con los números y el pequeño con los premios. Pero antes de ser colocadas en estas dos enormes estructuras, las bolas pasan por otros objetos, como la lira, la tolva o el paraguas.

La lira, en su caso, está compuesta por el conjunto de alambres o varillas metálicas. Es en este objeto metálico donde se ordenan las bolas tras su recuento y comprobación antes de introducirlas en el bombo. En la Lotería de Navidad hay en total 200 liras, con 500 bolas cada una. Cada una de estas liras se colocan en una estructura metal conocida como paraguas antes del sorteo.

De la lira a los bombos hay un paso intermedio: la tolva, el recipiente transparente en forma de embudo por el que pasan las bolas para ser introducidas en los bombos. Así, una vez las bolas están en los bombos se deslizan por una especie de embudo (trompeta) hasta llegar a un recipiente de cristal (copa), de donde los niños cogen las bolas para cantarlas.

Finalmente, la tabla es el objeto en el que se depositan las bolas cuando ya han sido cantadas por los niños de San Ildefonso, como se puede ver en la siguiente fotografía. Cada tabla tiene espacio para 200 bolas de cada clase, que quedan dispuestas en 10 alambres, cada uno contiene 20.