Compartir es vivir. Y si se trata de la Lotería de Navidad, con más razón. De hecho, es una de las máximas que recogen las campañas de Loterías y Apuestas del Estado. Esas que pretenden que los españoles compren y compartan sus décimos con sus compañeros de trabajo, amigos y familiares. Como es también del caso del anuncio de este año.

Sin embargo, lo que no aparece en estos enternecedores filmes es la manera correcta de compartir estos boletos. Porque sí, todos somos muy amigos hasta que toca El Gordo de Navidad - aunque las probabilidades hablan por sí solas - y queremos hacernos con todo el premio.

Precisamente por eso. Porque más vale prevenir que curar. La OCU explicó el año pasado cómo se debía gestionar la compra de un décimo compartido. En este sentido, la organización recomendó a los jugadores que hagan constar por escrito. La persona que lo adquiera debe fotocopiarlo y entregarle la copia con el nombre y DNI del beneficiario a la otra persona, indicando además la cuantía que juega del número concreto con su serie y fracción.

¿Cómo se cobra un décimo ganador de la Lotería de Navidad compartido?

En el caso de que el décimo compartido se haga con algunos de los premios de la Lotería de Navidad de este año, el premio lo recibe quien lo tiene en su poder. Acto seguido, hay que identificar en el banco a cada ganador y su porcentaje de participación.

Así, los bancos pueden abonar el premio entero (después de descontar el importe por el cual se tributa) en la cuenta de la persona que ya es titular de una cuenta en ese banco y que después repartirá según lo convenido.

Sin embargo, la OCU añade que no es aconsejable cobrar la totalidad del importe sin identificar antes a los otros participantes, pues al repartirlo puede parecer que se está donando el dinero, lo que obligaría al pago del impuesto de donaciones.