Ya conocemos los resultados del Sorteo Extraordinario de Lotería Nacional de Vacaciones organizado por Loterías y Apuestas del Estado, un juego en el que se sorteaban 20 millones de euros a un solo cupón, de entre 140 millones de euros que potencialmente podían repartirse en premios, un 70% de la emisión total del juego.

Los jugadores agraciados con alguno de estos premios pueden acudir a varias vías disponibles para reclamar su dinero. Estas opciones de cobro dependen de la cantidad ganada en el sorteo y del método utilizado para adquirir la participación.

De esta forma, aquellos jugadores que hayan adquirido su participación a través de la red comercial de Loterías y Apuestas del Estado, el premio se puede reclamar en cualquier punto de venta a partir del día siguiente al sorteo, siempre que la cantidad ganada no supere los 2.000 euros. Para premios por encima de los 2.000, el cobro se realiza mediante entidades bancarias autorizadas por Loterías y Apuestas del Estado. A continuación te enseñamos los bancos que colaboran con la organización de juego:

  • Abanca Corporación Bancaria
  • Banco Sabadell
  • BBK
  • BBVA
  • CaixaBank Bankia
  • Cajamar Caja Rural
  • Ibercaja Banco
  • Kutxabank
  • Unicaja Banco

Si los jugadores han adquirido el décimo a través de su web o mediante la app de Lotería y Apuestas del Estado, el dinero se ingresa directamente en la Lotobolsa vinculada a su cuenta virtual, siempre que la cantidad sea inferior a 2.000 euros. En caso de que sea superior, los jugadores deben reclamar el dinero vía online y pasar una verificación de datos personales.

¿Qué parte se queda Hacienda del premio?

En el Sorteo Extraordinario de Lotería Nacional de Vacaciones hay varios premios que están obligados por ley a tributar a Hacienda una quinta parte a partir de los primeros 40.000 euros. En la Lotería del Día de la Madre, el premio extraordinario de 20 millones de euros está sujeto a esta norma. Después de aplicarse las deducciones correspondientes, el jugador agraciado con este multimillonario premio obtiene 16.008.000 millones de euros, quedándose la Agencia Tributaria con 3.992.000 millones.

El primer premio, que se da a los boletos que acierten el número de cinco cifras sin serie, está, recompensado con 200.000 euros al décimo. Tras aplicarle la retención, los ganadores obtienen 168.000 euros. El segundo premio también está sujeto a la tributación: de los 60.000 euros que reparte a todos los jugadores con la segunda extracción en su décimo, Hacienda se queda con 4.000 euros, recibiendo los ganadores los 56.000 restantes por décimo. El resto de premios no tributan a Hacienda.