La reportera en la Comunidad Valenciana del programa de 'La Mañana' de TVE, Natalia Escudero, se encontraba en una administración de lotería de San Vicente del Raspeig, Alicante, una de las que que repartió 'el Gordo' de la lotería de Navidad 2019 para informar y entrevistar a los agraciados. Sin embargo su actitud era tan festiva como si ella misma fuese una de las que había ganado el premio y de hecho llegó a decir que así había sido. "Oye que yo compré un décimo, que esto no es broma. Que yo hago muchos sucesos y cuando vine aquí compré uno", decía con un cartel del número premiado en la mano.

 

La periodista María Casado se enteraba en directo de la noticia y la reportera se bañaba en cava como una premiada más mientras aseguraba que al día siguiente no iba a trabajar. "Pero que le ha tocado de verdad", se sorprendía Casado al escuchar a la reportera gritar y besar a la lotera que le habría vendido el décimo.

La conexión en directo seguía: "¡16 millones de euros, 40 décimos y uno es mío!" y María Casado, aún incrédula, le preguntaba si no iba a ir a trabajar al día siguiente: "No, no, no, no", respondía Escudero. Y la celebración siguió con una conga que replicaron los presentadores en plató y con la reportera enseñando un carro de la compra en el que aseguraba que iba a meter los millones.

Las redes sociales se llenaron con comentarios y noticias sobre la reportera que se enteraba en directo de que le había tocado El Gordo y que lo celebraba como una más y se convirtió en uno de los momentazos del día llegando a ser una de las tendencias en Twitter. En una nueva conexión y totalmente bañada en champán la reportera seguía eufórica tras más de cuatro horas celebrando y decía que se le había estropeado el "alisado japonés de 350 euros", a lo que los presentadores respondían "pero si te ha tocado la lotería". "Es verdad, será por dinero", confirmaba ella.

Finalmente, Natalia Escudero aclaraba en directo que no le había tocado El Gordo como había hecho pensar al principio. Aunque aseguraba que sí le había tocado un pellizco y que con la alegría de los premiados "se había venido arriba". Europa Press confirmaba con fuentes de RTVE que la reportera sí tiene un décimo premiado con 5.000 euros.

 

Ante las acusaciones de engaño en redes sociales, la periodista se veía obligada a dar explicaciones desde su cuenta de Twitter, si bien muchos usuarios la felicitaban por sus festivas conexiones, quitándole importancia a 'la confusión'.