En los últimos Presupuestos Generales aprobados, cuando aún gobernaba el PP, se acordó elevar de manera progresiva el mínimo exento de los premios de lotería. Por eso se han dado tres cambios en dos años.

Desde el 5 de julio de 2018, el mínimo exento de impuestos pasó de 2.500 a 10.000 euros. Este año la cantidad ha subido hasta los 20.000 euros, y si juegas en el próximo Sorteo del Niño del 2020, el límite estará en los 40.000 euros.

Hacienda siempre gana

En el sorteo de Lotería de Navidad que se celebra el próximo domingo en el salón del Teatro Real, todos los premios cuyo importe sea igual o inferior a 20.000 euros estarán exentos de tributación. Sin embargo, aquellos que superen esa cuantía tienen una cita obligatoria con la Agencia Tributaria.

Los premios de más de 20 mil euros deberán pagar el 20% de la cantidad total recibida menos la cuantía exenta. De este modo, un premio de 100.000 euros tributa al 20% sobre 80.000 euros, que es la resta de 100.000 menos 20.000 euros (base exenta).

Hagamos la prueba con el Gordo. Si te toca el el primer premio recibes 324.000 euros, no los 400.000 euros que corresponden al décimo, después de tributar el 20% de 380.000 euros (20.000 quedan exentos). Y Hacienda cobra 76.000 euros con cada décimo premiado con el Gordo.

El año pasado la Agencia Tributaria ingresó 188 millones de euros después del sorteo del 2018. Este año, debido a la subida del porcentaje mínimo, las arcas del Estado cobrarán menos que el año anterior.

Hacienda retiene y tú no declaras

Cuando ganas uno de los premios de loterías, y más si son cantidades de dinero elevadas, la relación con Hacienda se tensa y casi nadie tiene claro los pasos a seguir para cobrarlos o cómo incluirlos en la declaración de la renta.

Desde el Ministerio de Hacienda recuerdan que las retenciones de los premios se realizan directamente en el momento de cobrarlos. Es decir, los agraciados reciben el importe con el impuesto ya descontado. Lo único que debe tener en cuenta el poseedor del número premiado es registrarlo en la siguiente declaración de la renta.

La cuantía de un premio de la lotería no se incluye en la base general del IRPF ni en la del ahorro. Así que, sea cual sea la cantidad que recibas del Sorteo de Navidad, no afectará a ayudas públicas o becas o prestaciones que solicites.

Si todavía te queda alguna duda sobre cómo tributar tus premios, la sede electrónica de la Agencia Tributaria ofrece toda la información necesaria sobre el pago de impuestos de la Lotería de Navidad.