Ya no nos sirve ver una foto de un oso polar subido a un trozo de hielo flotante y minúsculo para convencernos de que hay una crisis climática. Es una imagen ya muy usada. Necesitaríamos ver una familia con su casa humilde y sus hijos pequeños en una isla minúscula que va desapareciendo por la subida del nivel del mar. Esta situación ya está ocurriendo. Las islas Carteret de Papúa Nueva Guinea tienen 6.000 habitantes y, para el año que viene, ya está previsto que la mitad de ellos se tenga que mudar a la isla vecina de Bouganiville.

Estamos a tiempo de llevar la próxima Conferencia del Cambio Climático a las islas Carteret. Invitaría allí a todos los delegados que han venido a Madrid para ver si toman decisiones que, de verdad, paren la Crisis Climática. O mejor, pediría que fueran a Carteret los que ni siquiera irán a Madrid, pero están tomando decisiones que cada día nos llevan al desastre más absoluto.

En la COP25 de Madrid uno de los temas fundamentales es saber cómo están progresando los países firmantes del Acuerdo del París en sus planes de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Sólo 68 países afirman que los tendrán listos para el año que viene y que, incluso, aumentarán sus compromisos de reducción de contaminación atmosférica.

Y decimos que son pocos porque todos juntos representan apenas el 8% de la emisiones globales. Se comprometen los países que menos contaminan, pero que más sufren la crisis climática. En cambio, los cinco mayores emisores de CO2 (China, EEUU, India, Rusia y Japón) parece que ni siquiera presentarán dichos planes. Además, durante esta semana, hemos sabido que la Comisión Europea está estudiando no presentarlo tampoco, a pesar de que el Parlamento Europeo declaró pomposamente la crisis climática.

También deberíamos invitar el año que viene a las islas Carteret a los gobernantes que están planeando permitir que la extracción de combustibles fósiles para en el año 2030 sea un 50% más alta de lo que se necesita para no superar los 2ºC de temperatura media. Según este informe, los países productores de carbón, gas y petróleo tienen ya comprometidas inversiones extractivas que nos llevarían a superar en el año 2040 los 4ºC.

Y si, finalmente, se van a las Islas Carteret el año que viene, hasta allí les seguiremos las ONG y la sociedad civil para recordarles, entre otras muchas cosas, que 20 millones de personas se ven obligadas cada año a abandonar sus hogares por desplazamientos provocados por el clima.

Jacobo Ocharan

Jacobo Ocharan publica su primera tribuna sobre Emergencia Climática en laSexta.com. Ocharan es el responsable de cambio climático de Oxfam a nivel internacional.