IDENTIDAD SECRETA

IDENTIDAD SECRETA

Los profesionales

"¿Una persona, por el hecho de ser profesional y vivir de lo que sabe tiene que gustarnos? Puede pasarnos que, de un restaurante lleno de estrellas del que todo el mundo habla maravillas, nosotros salgamos profundamente decepcionados"...

Emojis de profesiones
Emojis de profesiones | Emojipedia

El ser humano nace, crece, se especializa, y muere. Lo de reproducirse es algo que siempre me ha chirriado en esta frase hecha porque no es algo inevitable, por eso cambio la frase, por eso y porque me ayuda a lo que quiero contar.

En todo proceso de evolución personal existe un momento en que la persona abandona su educación general básica y acota sus campos de conocimiento buscando especializarse en uno o varios concretos (dependiendo de lo renacentista que se sienta la persona de la que estemos hablando). Esto, tarde o temprano, le convierte en un profesional de aquello en lo que ha centrado su interés. Un profesional mejor o peor, pero no hablamos aquí de la calidad de lo que hace sino del hecho de ganarse la vida haciendo aquello que hace.

Compartí hace poco cena y charla con unos estudiantes de cocina que me daban la razón cuando trataba de explicarles la frase: "Todo el mundo cocina, pero no todo el mundo es cocinero". Es un hecho que, en la gastronomía parece que sí hemos aprendido a aceptar. Por muy ricas que estén las croquetas de tu abuela, hay una diferencia entre que cocine muy bien y que eso le permita proclamarse como chef, ganar una estrella Michelin o ser capaz de llevar un negocio de hostelería con suficiente eficacia. Asumimos que un experto en gastronomía es más cosas que la capacidad de hacer perfectamente 5, 10 o 20 platos como asumimos que, por muy manitas que sea nuestro vecino del cuarto C, necesitamos llamar a un buen fontanero si, Dios no lo quiera, el Apocalipsis se instala en nuestra bajada de aguas fecales.

Continúo llenando de matices el camino del sitio donde quiero llegar, disculpen que les pida el esfuerzo de seguir mi razonamiento, sólo espero que, cuando lleguemos, les haya compensado que el camino esté bien asfaltado.

Por lo tanto, podemos ir asentando que un profesional es aquella persona que se gana la vida haciendo aquello en lo que se ha especializado, para lo que se ha preparado de tal manera. Que acumula una serie de conocimientos sobre ese tema que superan a los de una persona que sólo ha demostrado cierta afición por dicho tema, todos tenemos un primo que lo sabe todo de coches, que se compra todas las revistas y conoce todas las marcas, pero esto casi seguro de que todos acudimos al mejor taller que conocemos cuando tenemos que cambiar el carburador del nuestro. No quiero contarles de esa tía segunda que lo sabe todo sobre medicamentos pero a la que, estoy seguro, no confiarían una operación de un ser querido. Esto marca la diferencia entre aficionado y profesional, el numero superior de conocimientos sobre aquello que tiene la persona que ha logrado cobrar por ello.

¿Quiere esto decir que una persona, por el hecho de ser profesional y vivir de lo que sabe tiene que gustarnos? Es obvio que no. Porque el gusto personal es insondable, enraíza con nuestro interior, nuestras vivencias, educaciones y cosas que no son ponderables. Por eso puede pasarnos que, de un restaurante lleno de estrellas del que todo el mundo habla maravillas, nosotros salgamos profundamente decepcionados. Que la tienda de la que te han hablado todos tus amigos no tenga la ropa que a ti te gusta llevar, que la película de la que todo el mundo habla derretido haya sido para ti una perdida de tiempo mientras tú no pudiste evitar echar una lagrimita en una de la que tanta gente habla mal.

Hecho todo este camino les voy a pedir un esfuerzo intelectual más, en su mano está hacerlo o no: cambien cualquiera de las profesiones que les he ido nombrando en este artículo por un profesional del humor... Y saquen conclusiones, que no tienen por qué ser la mías, pero seguro será una nueva manera de mirar a estos profesionales. No tienen que gustarle a usted, pero tienen que dejarle hacer lo que hace.

  Madrid | 27/04/2019

Los mas vistos

Juan Gómez-Jurado

Otras Entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.