Más del 65 % de los pacientes con leucemias o linfomas responden satisfactoriamente a protocolos poliquimioterápicos con los que son potencialmente curables. Lamentablemente, los pacientes que no responden al tratamiento, o los que recaen tras una primera respuesta, tienen un mal pronóstico. La alternativa para estos pacientes es la terapia celular-génica mediante la generación CAR-Ts, basada en el uso de linfocitos T que expresan un receptor elaborado en el laboratorio y diseñado para unirse de una manera selectiva a ciertas proteínas en las células cancerosas.

La gran limitación de este tratamiento es que se basa en la utilización de células del propio paciente modificadas genéticamente y, en muchas ocasiones, es inviable la producción de CAR-T de alta calidad.

El objetivo de este proyecto es la fabricación de un producto universal con capacidad antitumoral, libre de células y basado en exosomas terapéuticos obtenidos a partir de células de pacientes sanos, modificas con un antígeno quimérico, capaz de reconocer y eliminar células cancerígenas.

El equipo de trabajo, formado por investigadores básicos y clínicos con una dilatada trayectoria en investigación biomédica traslacional, pertenece al Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía e Investigación Oncológica (GENYO) y al Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba.