Para avanzar en el conocimiento científico sobre este tema, un equipo de investigadores del Brigham and Women's Hospital, en Estados Unidos, realizó un estudio auxiliar del VITamin D and OmegA-3 TriaL (VITAL), un ensayo clínico con más de 25.000 adultos.

"En general, los resultados de este gran ensayo clínico no apoyan el uso de suplementos de vitamina D para reducir las fracturas en hombres y mujeres estadounidenses generalmente sanos", destaca la autora principal, la doctora Meryl LeBoff, jefa de la Sección de Calcio y Huesos de la División de Endocrinología del Brigham.

"Estos resultados no se aplican a los adultos con deficiencia de vitamina D o con baja masa ósea u osteoporosis. La mayoría de los participantes en el ensayo no eran deficientes y pueden haber alcanzado ya el nivel de vitamina D necesario para la salud ósea", prosigue la doctora.

"Nuestros estudios en curso se centran en determinar si los niveles de vitamina D libre o la variación genética en la absorción, el metabolismo o la función de los receptores de la vitamina D proporcionarán información sobre los individuos que pueden beneficiarse de la vitamina D suplementaria en la salud musculoesquelética".

Los resultados del estudio

Se realizó un seguimiento de los participantes en el estudio durante una media de 5,3 años y se confirmaron un total de 1.991 fracturas incidentes en 1.551 de los participantes. En comparación con el placebo, el suplemento de vitamina D3 (2000 UI/día) no redujo las fracturas totales, no vertebrales o de cadera.

Los análisis también mostraron que no hubo efectos de la vitamina D3 suplementaria en las fracturas osteoporóticas mayores, las fracturas de muñeca o las fracturas pélvicas.

Los efectos no se vieron modificados por la edad inicial, el sexo, la raza, el índice de masa corporal, los niveles sanguíneos de vitamina D iniciales y el uso personal de suplementos de calcio y/o vitamina D.

La doctora JoAnn Manson, coautora y jefa de la División de Medicina Preventiva del Brigham, añade que, "aunque el VITAL se diseñó originalmente para observar los resultados cardiovasculares y del cáncer, éste es un ejemplo maravilloso de cómo ha arrojado luz sobre los resultados de salud mucho más allá de sus objetivos originales".