Los datos recogidos por la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública señalan un crecimiento modesto de los presupuestos sanitarios per cápita respecto a 2021. De media, ese crecimiento supone 66,95 euros más, es decir un 4,15%. Así, el próximo año el gasto medio se sitúa en 1.679,26 euros, frente a los 1.612,31 euros de 2021.

Este crecimiento "sigue siendo insuficiente para las necesidades del sistema sanitario", según señalan desde la FADSP que reclama un aumento de 1.000 euros per cápita.

El aumento previsto para 2022 mantiene a España por debajo de la media de los países de la UE en gasto sanitario per cápita y muy por debajo de los países del euro.

Además, las diferencias entre comunidades autónomas son hasta de 690,65 euros por habitante entre la comunidad que más dedica y la que menos presupuesta. Una variabilidad que dificulta que se puedan proveer los mismos servicios santiarios, en cantidad y calidad, y rompe con la equidad y cohesión, según advierten desde la organización.

El mayor presupuesto corresponde al País Vasco (1.991,21 euros) y el menor a Madrid (1.300,65 euros), que lo es por tercer año consecutivo.

Desde la federación afirman que el aumento previsto es escaso y mal repartido, y retiran la necesidad de más presupuestos para la Sanidad Pública, "así como mecanismos de financiación finalistas que permitan reducir las excesivas diferencias y garantizar el derecho constitucional a la protección de la salud".

Noticias relacionadas...

Defensa de la Sanidad Pública exige medidas para abordar de forma urgente el aumento de las listas de espera

Piden que Sanidad financie los tratamientos para dejar de fumar