Las científicas españolas Ángela Nieto y Cristina Romera Castillo, ambas del CSIC, han recogido este martes en París en la sede de la UNESCO sus premios L'Oréal-UNESCO For Women In Science 2022. Estos galardones tienen como objetivo visibilizar el talento femenino en el ámbito científico.

Ángela Nieto (Madrid, 1960) ha recibido el máximo reconocimiento del programa, que destaca a una eminencia científica femenina en cada uno de los cinco continentes. Esta bióloga del Instituto de Neurociencias de Alicante ha sido elegida por su investigación sobre los procesos embrionarios implicados en el desarrollo de diversas enfermedades, entre ellas el cáncer.

El jurado destacó que el trabajo de Ángela Nieto en procesos embrionarios ha abierto el camino para el desarrollo de enfoques terapéuticos nuevos en el marco del tratamiento del cáncer y su propagación a otros tejidos.

El jurado destacó que Nieto recibe el galardón por sus “descubrimientos fundamentales sobre el modo en que las células cambian de identidad en el curso del desarrollo embrionario. Sus trabajos han abierto el camino para el desarrollo de enfoques terapéuticos nuevos en el marco del tratamiento del cáncer y su propagación a otros tejidos”.

Junto a Nieto, que obtuvo el premio a la mejor investigadora de Europa, fueron galardonadas otras cuatro científicas de prestigio internacional: la bioquímica Katalin Karikó, por América del Norte; la experta en enfermedades infecciosas María Guadalupe Guzmán Tirado, por América Latina; la neurocientífica Hailan Hu, por Asia y el Pacífico; y la experta en salud pública Agnès Binagwaho, por África y Estados Árabes. Los premios están dotados con 100.000 euros para cada ganadora.

“La ciencia da la libertad de explorar con rigor y generosidad, conocer a personas extraordinarias y sentirnos parte de una comunidad internacional que trabaja por un mundo mejor”, ha comentado Nieto tras recibir el premio. La bióloga se convierte así en la segunda española en recibir este prestigioso galardón internacional, tras la bioquímica Margarita Salas, quien lo recibió en el año 2000.