La investigación señala que la edad avanzada, el sexo masculino y otras afecciones subyacentes no están relacionados con un mayor riesgo de infección.

Sin embargo, la etnia asiática, la obesidad, el desempeño de un trabajo cara al público se asocian a un mayor riesgo de desarrollar Covid-19, según los resultados del estudio.

Los investigadores consideran que cada vez hay más datos que sugieren que algunos factores de riesgo de desarrollar Covid-19 pueden ser distintos de los que predisponen a padecer una enfermedad grave y necesitar cuidados intensivos.

Con el objetivo de averiguar cómo contribuyen los factores demográfico, socioeconómicos, el estilo de vida, la dieta y las enfermedades subyacentes al riesgo de desarrollar Covid-19, los investigadores recopilaron datos sobre posibles factores de riesgo de la infección entre los adultos de Reino Unido entre mayo de 2020 y febrero de 2021.

Los participantes en este ensayo tenían 59 años de media, el 70% eran mujeres y el 95% de raza blanca. El 3% tuvo un episodio de infección confirmada por Covid-19 durante el estudio.

Surgieron ciertos factores que se asociaron de forma independiente con una mayor probabilidad de desarrollar Covid-19. Así, las personas de etnia asiática/británica tenían más del doble de probabilidades de infectarse que sus homólogos blancos.

Y cuanto mayor era el número de personas que compartían el hogar y el número de visitas a lugares públicos cerrados, mayores eran las probabilidades de infectarse, según los resultados de esta investigación.

Pero la enfermedad atópica, que incluye eczema/dermatitis, la fiebre del heno/rinitis alérgica, se asociaron de forma independiente con un 23% de probabilidades de desarrollar la infección.

La toma de fármacos para amortiguar la respuesta del sistema inmunitario también se asoció con un 53% menos de probabilidades de infección por Covid-19, aunque esto puede reflejar un mayor blindaje de la infección por parte de estos pacientes, según señalan los investigadores.