Todo empezó con un tuit del padre de un niño de seis años con leucemia: quería una caja para su hijo, al igual que la iniciativa de un hospital de Brasil, que camufla la quimioterapia por una 'Superfórmula' y que está decorada por las princesas y superhéroes favoritos de los más pequeños.

 

La respuesta no se hizo esperar: decenas de "makers" o impresores 3D respondían a la llamada y rápidamente se pusieron a imprimir estas cajas en 3d para ayudar a estos pequeños valientes. Ya se han entregado las primeras cajas al Hospital Niño Jesús de Madrid.

 

Una de las personas que no dudó en poner su granito de arena fue Guillermo Martín, el joven que está detrás de 'Ayúdame 3D', una iniciativa que coloca prótesis a personas que lo necesitan.

 

Una bonita iniciativa que promueve la solidaridad y las ganas de ayudar a estos pequeños y valientes guerreros, los auténticos protagonistas de esta historia.