El 49% de la población española, esto es, 19 millones de españoles, tiene intención de vacunarse contra la gripe en el año 2022, según la II Encuesta de opinión y percepción de la sociedad española de la enfermedad de la gripe, elaborado por GAD3, con la colaboración de Seqirus, y realizada a un total de 2.219 personas.

La cifra se mantiene prácticamente igual que el año pasado (50,4). La intención de vacunarse en los mayores de 65 años supera el 82% y ha crecido dos puntos con respecto al año pasado. También ha subido 0,8 puntos en aquellos con edades comprendidas entre los 45 y los 64 años;

Pero baja hasta 6 puntos en los jóvenes de entre 18 y 29 años, y hasta 5,8 en personas de entre 30 y 44 años.

Los madrileños y andaluces lideran un año más la mayor intención de vacunación contra la gripe (57% y 55%, respectivamente).

En cuanto a la intención de vacunarse según el grupo de riesgo, en 2022 se supera la tasa del 80% en casi todos los grupos analizados, siendo los profesionales sanitarios los que registran la mayor tasa de vacunación (93%).

Entre las personas con patologías respiratorias, este año ha aumentado 26 puntos y en los diabéticos 16 puntos. Por el contrario, en personas con patologías crónicas o inmundeprimidas, la intención de vacunarse ha bajado más de 6 puntos.

¿Qué motiva a los españoles a vacunarse?

El principal motivo para vacunarse en la campaña de 2022 es la necesidad de protección ante el virus (68%). Por otro lado, la responsabilidad social aumenta nueve puntos y es el tercer motivo más importante para vacunarse. Además, la confianza en la vacuna representa el 40% o de las respuestas y crece cuatro puntos con respecto a hace un año.

La campaña de vacunación de la Covid del pasado año “reforzó la confianza en las vacunas en general”, según sugiere el Javier Castrodeza, jefe de Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, quién explica que “A diferencia del año pasado, ya no nos vacunamos por miedo, sino por prevención”, explica.

¿Qué alegan los españoles que no se vacunan?

El primer motivo para decidir no vacunarse sigue siendo la falta de prescripción (48,3%).

Para el 27% de los españoles, la gripe “no es un virus grave”, y 1 de cada 4 españoles que no se vacunan afirman que es porque “no es necesario”.

Solo el 15% alega que no se vacuna porque no confía en las vacunas.

Hasta un 10% de los encuestados porque considera que “no es efectiva”.

Y un 7,2% no se vacuna porque piensan que con estar vacunado de la Covid-19 “es suficiente”.

¿Qué hacer para fomentar la vacunación?

Los datos de la encuesta muestran como principales acciones que para incentivar la vacunación en esta nueva campaña: mayor información sobre la vacunación y sus beneficios (80%), facilitar el acceso a los Centros de Atención Primaria (77%).

Pero también reclaman una campaña de concienciación en medios (70,7%) y el envío de recordatorios anuales vía SMS (66,4%).

Aún así, el informe detalla que, en el año 2022, se multiplica por dos la proporción de españoles que ha recibido información sobre la campaña de vacunación contra la gripe (20%, frente al 10%).

La vía mayoritaria para informarse ha sido el propio personal sanitario (39%), seguido de los medios de comunicación (29%).

¿Dónde preferimos acudir a vacunarnos?

En cuanto a las preferencias de vacunación, el informe indica que 9 de cada 10 españoles prefiere vacunarse en su centro de salud.

Pero, en torno al 10% querría poder acceder a vacunarse contra la gripe en su domicilio (para personas con problemas de movilidad), los centros de trabajo, hospitales y zonas específicas de vacunación como con el Covid.

Aunque la gripe es una enfermedad que afecta especialmente a la población infantil y adolescente, es en personas mayores de 65 años con patologías previas cuando la gripe puede llegar a poner en riesgo sus vidas.

Por ello, en la segunda edición del estudio de percepción sobre vacunación antigripal, 2 de cada 3 españoles consideran necesaria la adquisición por parte de administración de una vacuna específica para los mayores de 65 años, sin importar el precio.

Es la población más joven quien se muestra a favor de esta medida, incluso más que grupo de edad afectado.

“Disponer de vacunas específicas frente a la gripe de inmunogenicidad aumentada para los mayores de 65 años, es un aspecto de crucial importancia con el fin de incrementar la protección de este colectivo, contrarrestando así el efecto de la inmunosenescencia debida a su edad”, señala Camino Prada, doctora en Investigación Aplicada a las Ciencias Sanitarias y Profesora Asociada de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad de Valladolid,

En cuanto a la reciente autorización de la Comisión de Salud Pública a vacunar de gripe a menores de entre 6 y 59 meses, es una medida valorada favorablemente por los expertos dada la alta incidencia de la enfermedad en niños,