Saber qué talla de sujetador es la adecuada ti no es algo tan sencillo como pudiera parecer y esto es porque hay que combinar dos factores, la talla del contorno y la copa.

Cada cuerpo es diferente y, por supuesto, no hay reglas fijas respecto a los pechos. Hay mujeres con cuerpos y pechos grandes, pero también las hay con pechos pequeños, pero contornos anchos.

En ocasiones en las tiendas no se encuentran combinaciones para todas y muchas (algunas fuentes dicen que son la mayoría) acaban comprando una talla del sujetador que no es la que mejor les sienta.

Y para complicar el asunto resulta que los pechos no tienen siempre el mismo tamaño por lo que quizás la talla que necesitemos puede que no sea siempre la misma. Los cambios hormonales que se producen por ejemplo durante el periodo de ovulación pueden tener un importante impacto en el tamaño del pecho.

Talla correcta de sujetador: la importancia de acertar

Elegir la talla se sujetador adecuada no es solo cuestión de incomodidad o estética sino también de salud.

1. La falta de sujeción provoca dolor en los senos, algo que señalan el 50% de las mujeres.

2. Un sujetador que no ofrezca una buena sujeción puede causar daños en la piel de los senos favoreciendo la aparición de estrías.

3. Un sujetador mal ajustado provoca cambios permanentes como surcos profundos en los hombros por la presión de los tirantes.

4. Los dolores de cuello, espalda y hombros pueden ser causados por una mala elección del sujetador, lo mismo que las malas posturas e incluso abrasiones en la piel.

5. Los sujetadores mal ajustados se han asociado también con el deseo de someterse a una cirugía de reducción de pecho. Y dado que el 80% de las mujeres usan un sujetador mal ajustado, esto es un problema potencialmente importante. En un estudio que evaluó el ajuste del sujetador de las mujeres que querían someterse a una cirugía de reducción mamaria reveló que todas llevaban un sujetador mal ajustado, según una publicación de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido).

Cómo saber tu talla de sujetador

1. Mide el contorno: con una cinta mide el contorno debajo del pecho, sin apretar y respirando normal. A la cifra súmale 15. Esta será el número de la talla del sujetador, por ejemplo: 85, 90, 95, 100. Etc.

Por ejemplo, si tu contorno mide 90 le sumas 15 y tu contorno es 105.

2. Mide el busto: es lo que nos ofrece la famosa letra A, B, C, D. Mide el pecho por la zona más ancha, sin apretar, a la altura del pezón y apunta la cifra que te salga.

Pongamos que la medida del busto es 110 cm.

3. Calcula la copa: por último, para calcular el tamaño de tu Copa, coge la cifra que obtuviste al medir tu busto en el punto 2 y réstale la medida del contorno (sin sumarle los 15) para calcular la talla de tu copa. Debes comprobar en una tabla qué copa corresponde según los cm que obtengas.

En el ejemplo la cuenta sería: 110-90= 20 cm = Copa D.

Copas de sujetador

COPA A de 12 a 14 cm

COPA B de 14 a 16 cm

COPA C de 16 a 18 cm

COPA D de 18 a 20 cm