Por lógica intuimos que el plazo de prescripción de un delito depende de su gravedad, pero ¿cuándo empieza el plazo de prescripción de un delito? ¿Hay algún delito que no prescriba nunca? Te ayudamos a salir de dudas.

La prescripción de un delito implica la extinción de la responsabilidad penal por el transcurso del tiempo. Es decir, con el paso de determinado plazo de tiempo, según el delito en cuestión, al autor de este no se le podrá imponer ninguna condena por él.

Puede que la posibilidad misma de la existencia de la prescripción de los delitos sea complicada de comprender para muchas personas, en especial cuando se trata de delitos que generan un gran impacto social, pero la jurisprudencia tiene sus razones.

La existencia de la prescripción en el campo del Derecho penal se basa, según los expertos, en que el transcurso de un tiempo razonable desde la comisión de un delito sin que se haya castigado al culpable hace que la pena ya no pueda cumplir sus finalidades.

La pena, dicen, es necesaria para la existencia y pervivencia del orden jurídico, pero cuando el tiempo pasado es demasiado largo, esta puede ser contraria a la finalidad resocializadora de la sanción. Por este motivo, la prescripción extingue la responsabilidad penal.

Todos los Juzgados y Tribunales, incluso de oficio, tienen que atender a los plazos de prescripción. No hay lugar a la arbitrariedad, sino que es algo de imperativa apreciación.

Un ejemplo para entender cómo se aplicaría la prescripción de un delito sería el siguiente: imaginemos que alguien mata a una persona y después de veinte años aparecen pruebas que acreditan la identidad del asesino. En este caso, la persona no podría ser enjuiciada.

Hay que tener cuidado para no confundir la figura jurídica de la prescripción de delitos con otras como la prescripción de la pena o la cancelación de los antecedentes penales, que tienen una naturaleza distinta y los requisitos exigibles para poder aplicarlas son diferentes.

¿Qué significa que un delito ha prescrito?

El concepto de prescripción se encuentra regulado en el artículo 131 del Código Penal. "Por prescripción se entiende la ausencia de responsabilidad penal si ha pasado un tiempo determinado desde que el presunto autor cometió el delito", dice el texto.

Plazos de prescripción de los delitos

El plazo de prescripción de los delitos es el período más allá del cual el infractor ya no puede ser procesado, es decir, juzgado por un tribunal. Este tiempo varía según la infracción.

Los plazos de prescripción son los siguientes:

1. Prescribirán a los 20 años cuando la pena máxima señalada por Ley sea de prisión de 15 o más años.

2. Prescribirán a los 15 años cuando la pena máxima sea inhabilitación por más de 10 años o prisión de entre 10 y 15 años.

3. Prescribirán a los 10 años cuando la pena máxima sea de prisión o inhabilitación de entre 5 y 10 años.

¿Cuándo empieza a computar la prescripción?

Por regla general, el plazo de prescripción empieza el día en que se cometió el delito, pero hay excepciones según diversas circunstancias.

Por ejemplo, en los casos en los que el delito cometido sea de carácter permanente, sea un delito continuado o se trate de infracciones que exijan habitualidad, el plazo de prescripción comenzará a calcularse desde el día que se realizó la última infracción o desde que cesó la conducta.

Por otro lado, hasta el año 2021 la norma decía que cuando la víctima es menor de edad en delitos como tentativa de homicidio, aborto no consentido, lesiones, trata de seres humanos, contra la libertad, torturas y delitos contra la integridad moral, la libertad e indemnidad sexuales, la intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio, el plazo para perseguir estos delitos se empezará a computar desde el día que la víctima sea mayor de edad.

No obstante, la Ley Orgánica 8/2021, de 4 de junio, de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia introdujo la novedad de retrasar el comienzo del plazo de prescripción a los 35 años de la víctima para los delitos de abusos sexuales.

La ley dice lo siguiente: "Se extiende el tiempo de prescripción de los delitos más graves cometidos contra las personas menores de edad, modificando el día de comienzo de cómputo del plazo: el plazo de prescripción se contará a partir de que la víctima haya cumplido los 35 años de edad. Con ello se evita la existencia de espacios de impunidad en delitos que estadísticamente se han probado de lenta asimilación en las víctimas en el plano psicológico y, muchas veces, de tardía detección".

¿Todos los delitos pueden prescribir?

Los delitos denominados de justicia universal no prescriben nunca y pueden ser enjuiciados independientemente de los años que pasen. Son los siguientes, como aparece en el capítulo 3 del artículo 131 del Código Penal:

1. Los crímenes contra la humanidad y genocidio.

2. Delitos de terrorismo cuando se haya causado la muerte de una persona.